PLANTAS MEDICINALES, MÁS ACTUALES QUE NUNCA

Texto: María Laura Vidal Bazterrica – Paisajista – @itasflowers – Fotos: Rosario Lanusse @rochilanu

Desde las culturas más antiguas, las plantas y el hombre han vivido mejorando sus lazos de convivencia, sobre todo en el área médica curativa. Luego de muchas pruebas y varios errores, en diferentes culturas, llegamos al siglo XXI sabiendo que existen muchas especies vegetales que alivian nuestras dolencias, las previenen y hasta las curan.

De izquierda a derecha: menta, orégano, eucalipto y tomillo (todos, excepto el eucalipto, se cultivan en espacios chicos).

El valor medicinal de las hierbas de debe a su composición química o a sus principios activos. Las escuelas de medicina europeas del siglo XVI fueron las primeras en crear jardines botánicos para estudias el funcionamiento, el desarrollo y las cualidades de las plantas. Sobre todo las de origen medicinal.

Menta

Hoy vamos hablar de unas diez especies que, más que nunca , son bienvenidas estos días.

  • Para temas respiratorios: menta, eucaliptus, equinaceas, tomillo, malva, hisopo, pino, silvestre y sauco.
  • Para la gente mayor: ginkgo, alfalfa, ajo, fresno, azahar.
  • Para embarazadas: melisa, aceite de almendras, maíz, levadura de cerveza.
  • Para el viajero: caléndula, jengibre, limón, lavanda.
  • Para la digestión: anís, hinojo, manzanilla.
  • Para la boca y los ojos: clavo, salvia, manzanillas.
  • Para la relajación: crataegus, lavanda, passiflora, tilo, valeriana, verbena.

Tomillo

¿Cómo preparar las hierbas para su consumo?

La infusión es la manera más simple de preparar un remedio casero con las hojas, las flores, las raíces y los tallos. Para hacerlo deben colocarse 2 cucharitas de una parte de la hierba en una tetera caliente con 2 tazas de agua hirviendo. Luego, debe dejarse reposar ente 10 y 15 minutos, y filtrarlo. Se puede endulzar con azúcar o stevia.

Otra opción es la maceración, mediante la cual colocamos la hierba en un recipiente con el agua necesaria a temperatura ambiental. Lo dejamos en un ambiente fresco y oscuro entre 12 y 14 horas, dependiendo de las partes de la hierbas. Luego colamos la preparación, y queda lista para consumir. Puede quedar guardada en un frasco esterilizado, trasparente de cristal.

Orégano

Si lo que queremos es hacer vahos, debemos colocar la hierba en un recipiente con agua caliente. A continuación, debemos cubrirnos la cabeza con una toalla e inhalar el vapor durante veinte minutos con los ojos cerrados. Este proceso es ideal para descongestionar las vías respiratorias.

Por supuesto, las hierbas medicinales no reemplazan la consulta con el médico, que nos dará el diagnóstico certero. Pero son un gran complemento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *