Navidad Compartida

Visitamos la exposición de mesas de Navidad del Santuario de Schoensttat y nos robamos algunas ideas para ambientar las fiestas.

{AG template=»galleryView»}navidad-compartida{/AG} 

Ésta es una costumbre que este año cumplió su quinta edición. Una tradición en la que más de cuatrocientas mujeres se sientan a tomar el té y, de paso, ayudan a recaudar fondos para solventar los gastos del seminario del Movimiento de Schoensttat.

La cita para las convocadas es a las 17, pero nosotras fuimos un rato antes para ver la “puesta en escena”. Típica tarde de diciembre en Buenos Aires: mucho calor, eventos varios y miles de compromisos ineludibles. Sin embargo, y después de varios intentos fallidos, este año no dudamos en responder afirmativamente a la invitación de María Marta Parisi, la promotora de una idea que ya lleva cinco años. Música de fondo, mujeres que entran y salen, que salen y entran, y un jardín repleto de coloridas mesas. Una imagen que parece un cuadro. “La idea surgió hace unos años cuando mi hijo mayor entró en el seminario”, nos cuenta en el jardín de su casa, sede de esta exposición de mesas de té, con té incluido, valga la redundancia. Una convocatoria pensada en conjunto con el Padre Pol y que, más allá del objetivo inicial, busca reunir a las mujeres del movimiento para que juntas dejen volar su creatividad, que cada una decore una mesa y que luego la llene de amigas que se sienten a su alrededor y pasen un lindo rato. La respuesta es extraordinaria y la previa, imperdible: todas trabajan, se ayudan, decoran la mesa que les fue asignada y esperan a sus comensales.

Una vez que todo está listo, llegan las invitadas. Por supuesto, como en toda expo, hay premios que reconocen a la mesa más creativa, al mejor juego de té, al mejor centro de mesa. “La comida es donada, el disc jockey también viene ad honorem, y el resultado es esta lindísima tarde”. Sopla un aire de fiesta en este jardín. La “Matter” presente en cada rincón, en imágenes, estampitas, estatuas y en los corazones. Una previa que palpita la llegada de la Navidad y que deja en evidencia la generosidad espontánea de las personas de buen corazón. “Nada sin Ti, nada sin nosotras”.

Más info:
Exposición de mesas de té navideñas
Movimiento de Schoensttat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *