MOTOR DE MUJER

Hoy se celebra en todo el mundo el día de la mujer y queremos hacer un pequeño homenaje a cuatro mujeres que pasaron por nuestras páginas (¡y nuestras pantallas!) y dejaron huella, marcándonos con su ejemplo y su modo de vida.

Texto: María Ducós

Son mujeres que aman lo que hacen pero que, en muchos casos, encontrar su vocación, su sello distintivo no fue tan fácil como creemos hoy, al ver su misión consolidada. Todas tienen algo especial, un talento, un don que supieron compartir con los demás.

Temple Grandin: un cerebro diferente

Diagnosticada de esquizofrenia infantil (hoy, autismo), Temple empezó a hablar recién a los cuatro años. Siempre rechazó los abrazos y las muestras de cariño y se le hacía muy difícil poder comunicarse con su alrededor, ¡sobre todo demostrar el amor hacia su familia! Además, este aislamiento la desequilibraba, produciéndole una serie de estímulos nerviosos imposibles de controlar.

Temple visitó la granja de sus tíos en Arizona a los dieciséis años, y desde ese momento su vida cambió para siempre. Observando el comportamiento de las vacas, se percató de que el nivel de estrés de estos animales al llegar a los boxes para ser sacrificadas afectaba directamente la calidad de la carne. A raíz de este problema ideó una asombrosa solución de alivio para su autismo: si con una máquina de dos placas mecánicas era presionada sobre los laterales de su propio cuerpo, lograba que la hipertensión bajase considerablemente, devolviéndole esa tranquilidad tan ansiada.

Esta fórmula no sólo consiguió que la mitad del ganado de Estados Unidos sea manejado con sus equipos para comprobar una notable diferencia en la calidad de la carne, sino también, y más importante aún, logró combatir los efectos de la hipersensibilidad en muchísimos pacientes con autismo y hoy es utilizado en todo el mundo como método de alivio.

Susi Benedit: la reinserción laboral como meta

Cuando dos chicos tocaron el timbre de la casa de Susi para pedir comida, ya se había dado cuenta de que su vida había cambiado para siempre. En plena crisis post corralito, Susi consiguió donaciones de varias empresas de alimentos para dar de comer a cada vez más chicos de la calle. Con el correr de los meses, la situación empezó a mejorar y Susi quería una solución a largo plazo para las familias, una actividad que les devolviera la dignidad y a la vez sea una ayuda económica.

Surgió el emprendimiento de las bolsas recicladas. Hoy en día en los talleres que consiguió levantar en Pacheco y Maquinista Savio, trabajan entre doce y quince familias y proveen de bolsas a importantes empresas como Mary Kay, Natura, Mundial y Temaiken. Susi se ocupó durante años de darles de comer, ahora les enseñó, a través del trabajo, a ganarse ellos mismos el pan para sus familias.

Alicia Félix: al cuidado de los más débiles

Médica, fundadora y directora del hospice La Piedad, la vida de la Hermana Alicia estuvo marcada por su entrega a los demás. Con la misión de cuidar de aquellas personas con enfermedades avanzadas, su filosofía se sustenta en la idea de que la vida es digna hasta el final. En esta casa donde se trabaja en los aspectos biológico, social, psíquico y espiritual, se acompaña con calidez y profesionalismo a la persona que transita por el dolor y, muchas veces, la soledad. La Hermana Alicia fue galardonada con el primer premio en la gala de Abanderados de la Argentina Solidaria por su labor tan ejemplar.

Estela Sosa: ser hogar

En la localidad de Santa Rosa, en el partido de Pilar, Estela Sosa creó, junto a su hermana, un hogar de niños en situación de riesgo o abandono en la casa que había sido de sus padres. Su misión fue formar chicos libres, proveerlos de herramientas para que puedan salir al mundo a construir su propia historia. Les puso una única condición: estudiar para que luego puedan vivir de un proyecto propio. “Si vos incorporás la cultura del trabajo, es muy difícil que salgan a pedir”, afirma Estela. Su objetivo se cumplió. Por el hogar pasaron más de cien chicos provenientes de la calle, muchos de ellos son hombres y mujeres que lograron sacar su vida adelante gracias a la alimentación, la educación y la posibilidad de crecer en un ambiente de familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *