Millennials: la planificación de la carrera

Año Nuevo, proyectos nuevos. La generación de jóvenes profesionales, los Millennials, privilegian trabajos en los que puedan desarrollar sus ideas y habilidades. El salario importa, pero no es determinante. Pesa mucho el life balance. Tips para buscar el cambio.

Texto: Mónica Fernández

El verano pasó, seguramente, más veloz de lo que deseábamos, y marzo nos enfrenta a una agenda llena de posibilidades y de obligaciones. La lista de propósitos y de desafíos que solemos plantearnos religiosamente cada fin de año está ahí, enganchada con un clip a la primera página del año, desafiante.

Entre tantas metas apuntadas, las laborales suelen ser una prioridad. Son un punto fuerte, ya que de ellas se desprenden otros posibles cambios: pensar en dejar de alquilar para entrar a una cuota que sea la llave de acceso a la vivienda propia, encarar un curso de capacitación o planificar un viaje. El desarrollo profesional se ubica en el centro de la escena, especialmente en las generaciones más jóvenes. En ese punto, cada grupo etario maneja de manera diferente su forma de proyectarse, sus metas y la manera de conquistarlas.

En esta edición, Revista Tigris consultó a algunos de los principales referentes en recursos humanos y reclutamiento de profesionales para elaborar una hoja de ruta especialmente basada en los sub-35. Qué es lo que más valora este segmento de jóvenes profesionales, qué privilegian a la hora de cambiar de trabajo y qué es lo que las empresas esperan de ellos.

Trabajar para sumar
“Los jóvenes privilegian sentirse reconocidos y que su trabajo genere un impacto positivo. No los motiva el dinero, sino que buscan ambientes laborales donde se le dé importancia al trabajo en equipo, donde se pueda poner en práctica lo aprendido en ámbitos académicos, pero, sobre todo, quieren sentir que su trabajo los trasciende”, arranca Cecilia Inés Giordano, directora general de Mercer, consultora internacional en Recursos Humanos y gestión de carrera que está presente en ciento cuarenta países, incluida la Argentina.

Para 2020, los Millennials, es decir los jóvenes que hoy tienen entre 22 y 35 años aproximadamente (nacidos entre 1980 y 1995), van a representar un tercio (35%) de la fuerza laboral, de acuerdo a un estudio difundido recientemente por ManpowerGroup. Sus “hermanos menores”, los conocidos como Generación Z, también vienen empujando y su presencia en el mercado laboral será del 24% en tres o cuatro años.

Un dato que llama la atención sobre la generación Millennial, según los resultados de la encuesta que acaba de difundir ManpowerGroup, es que son muy seguros y optimistas respecto del futuro de sus carreras profesionales. “El 62% confía en que si pierde su trabajo, en un lapso de tres meses puede encontrar otro igual o mejor”, dice Marcela Romero, gerente comercial de Talent/ Permanent de ManpowerGroup Argentina.

Claro que los datos son globales (se encuestó a diecinueve mil Millennials en veinticinco países) y hay mercados en los que el optimismo es mayor que en otros porque las condiciones económicas son diferentes. Sin embargo, lo destacable para todos los profesionales en Recursos Humanos es que es un segmento que confía en sí mismo y que está dispuesto a trabajar duro por un futuro más prometedor.

Nuevos paradigmas
La concepción de progreso y avance profesional de los Millennials ya no es la misma que la que tenían sus padres. ¿Cuál es la visión de los nuevos jóvenes profesionales?

> Este grupo no considera la idea de jubilarse des- pués de una carrera que ejerció a lo largo de toda su vida en la misma empresa. “Conciben sus carreras profesionales como olas de caminos cambiantes, con paso desigual y pausas regulares”, explica Romero, de Manpower.

> Tienen muy en claro que van a trabajar más tiempo y más duro que generaciones anteriores, pero la forma de proyectar ese trabajo es lo que resulta diametralmente opuesto. Hablan de quitar el pie del acelerador durante su carrera laboral en diversos momentos, y el 84% dice que prevé tomarse recesos de más de cuatro semanas en distintos momentos de su vida. ¿Los motivos? Cuidar de sus hijos, disfrutar en pareja, viajar o hacer estudios de posgrado.

> Otro hito para los sub-40 según Giordano, de la Consultora Mercer, es que “buscan un equilibrio entre sus vidas personales y profesionales. Por tal motivo, la flexibilidad, ya sea horaria como de lugar de trabajo, es parte de los beneficios que los jóvenes quieren dentro de su paquete salarial”. Ésta es una de las principales diferencias con las generaciones anteriores.

> En los que son aún más jóvenes, los miembros de las Generación Z, el life balance es aún más marcado. Un estudio publicado por ADN Consultora revela que le dan mucha importancia a su vida personal, que dedican tiempo a realizar actividades placenteras al menos dos veces a la semana y, en cuanto a proyectos laborales, un 40% tiene la expectativa de crear su propia empresa. Obviamente, la diferencia de edad con sus hermanos mayores, los Millennials, hace que la visión en algunos casos sea también más utópica, aunque la tendencia está.

> El orden de prioridades para elegir quedarse o irse de un trabajo que manejan los sub-40 o sub-35 se reparte en forma bastante pareja en tres pilares. “Los Millennials -dice Romero- priorizan dinero, seguridad y tiempo libre. Quieren ser recompensados por su esfuerzo, sentirse seguros en sus trabajos y, a su vez, tener la libertad de tomarse un tiempo libre de vez en cuando”. Además resalta: “valoran trabajar con personas valiosas, en un ambiente flexible y que les permita desarrollar nuevas habilidades”.

¿Cuándo es el momento de buscar nuevo empleo?
Este segmento entiende la seguridad laboral como una película y no como una foto. Es decir, seguridad equivale a saberse con las condiciones de encajar en lo que el mercado (los empleadores) busca y no “estancarse” en una misma compañía. “Cuando se les preguntó sobre la cantidad ‘correcta’ de tiempo para permanecer en un mismo puesto de trabajo, dos tercios contestaron que es menos de dos años, y un cuarto manifestó que son, máximo, doce meses, confirmando así su deseo de nuevos retos y la posibilidad de tener múltiples empleos”, explica Romero.

Entre los vehículos preferidos para iniciar la búsqueda de trabajo, el digital gana espacio. “Los sitios web y plataformas digitales son las más elegidas por los jóvenes”, remarca Cecilia Giordano a cargo de la dirección general de Mercer en la Argentina.

Dar el salto
Esta generación de adultos jóvenes es una generación que se mueve, que no se achica ante los desafíos y que concibe de manera diferente la forma de trabajo. En este sentido, un dato más que interesante es la avidez por adquirir nuevas capacidades. “La gran mayoría de los Millennials (93%) considera el desarrollo de habilidades como una parte importante de su carrera futura”, dice la ejecutiva de Manpower.

Para saber cómo y cuándo es el mejor momento para pensar en cambiar de trabajo, el informe “Millennials 2020” deja unos cuantos tips más que interesantes:

> sueldos bajos y poco desarrollo significa que es tiempo de cambiar de trabajo;

> dos años es una buena cantidad de tiempo para quedarse en un mismo rol; después hay que buscar moverse;

> priorizar una carrera laboral ascendente por sobre una posición;

> enfocarse en adquirir y desarrollar habilidades blandas que es lo que hoy valoran mucho las empresas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *