Las plagas del jardín que nos desvelan

Texto: María Laura Vidal Bazterrica  –  Fotos: Pachu Tufro

Verano, vacaciones y descanso vienen junto con las altas temperaturas. Con ellas, también las plagas y las enfermedades en el jardín. Prevenir es mejor que curar nos enseñaron. En el jardín también lo podemos aplicar con mucho éxito. Acá van unos tips y consejos para poder descansar en nuestras vacaciones dejando que el verde progrese sin enfermarse.

  • El calor y la sequedad son elementos propicios para que la araña roja aparezca en nuestros jardines. La prevención es el mejor remedio para evitar la llegada  de este arácnido con antenas y alas y cuyo trabajo es instalarse en las hojas para succionar su savia. Lo que no le agrada a este animal es el agua y ahí tenemos una forma de combatirlo al pulverizar bien las hojas de la planta infectada. Si el ataque es masivo, aplicaremos azufre o un acaricida. (Consultar con una agropecuaria).
  • Si se trata de una enfermedad fúngica (hongos), que aparece en ambientes muy húmedos, calurosos, de poca ventilación y con muchas lluvias con mal drenaje, la solución para prevenirlos es parar el riego por unos días. También respetar las distancias de plantación de cada especie y agregar abono orgánico sin abusar de los nitrogenados. Esperar. En caso de que continúe, aplicar algún fungicida.
  • Plantas de hojas grandes como la Catalpa, Fothinia, Castaño de la India, cítricos, entre otros, son sensibles al ataque de orugas devoradoras de hojas. Aparecen hojas abarquilladas (en forma de curvas) y con túneles en el follaje. Para combatirlas, hay que examinar la planta en busca de huevos, quitarlos a mano y eliminar la maleza de su base aireando semanalmente la tierra. En caso de estar infectada la planta más de un tercio, utilizar insecticida contra oruga, que se consigue en una agropecuaria o vivero.
  • Hojas nuevas y brotes tiernos de Rosas, Rosas chinas, Laureles, Dalias, Jazmines trepadores, Flor de Prunus, resultan muy tentadores para  los pulgones cuando hace calor. Les encantan los suelos compactados con malezas y con deficiencia de nutrientes. Combatir primero con fertilización orgánica y química, y luego fumigar con productos orgánicos como jabón neutro diluido en agua o alcohol de ajo. Si avanza, debemos aplicar un insecticida a base de Dimetoato.
  • La mosca blanca (Aleyrodidae) es un problema a nivel mundial. Aparece en ambientes húmedos, calurosos, con muy mala ventilación, y cuando las especies están mal ubicadas con respecto al sol o plantadas muy cerca unas de otras. Les encantan los macizos, el jazmín del Cabo, las Durantas y Ligustrinas. Recurrir a aplicaciones de agua jabonosa. En caso de aplicar producto químico, el secreto está en repetir la segunda fumigación dentro de las 48 horas para eliminar así la larva.
  • Siempre hormigas los 365 días del año, durante las cuatro estaciones. Su prevención es simple si conocemos como actúan. Ellas atacan a las plantas recién colocadas en el jardín. Pero lo más fácil de controlar es antes y después de una lluvia cuando salen inmediatamente a comer. Prevención: con harina leudante, arroz partido, tierra de diatomea, colocada en su recorrido y en el hormiguero.

 

Maria laura Vidal Bazterrica

FB: Marialaura.vidalbazterrica 3

IG: Marialauravidalb

Foto: Pachu Tufro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *