LA PLANTA DEL MES: FLOR DE PASCUA

Texto: María Laura Vidal Bazterrica  – @itasflowers   –  Fotos: Pachu Tufro

La flor de este mes es la Anémona Japónica. Suele florecer cerca de Semana Santa, por eso se le atribuye el nombre “Flor de Pascua” o en algunos países “Pascualina”.

Su flor blanca similar a una Margarita simple, vendría a representar  la pureza de Jesús y la túnica blanca que llevaba el día de su resurrección.

Nuestras abuelas solían tenerlas escondidas en rincones sombríos donde pasaban desapercibidas. Repentinamente aparecían en escena para captar nuestra atención, en marzo aquellas especies plantadas tres años antes, y en abril aquellas plantadas dos años antes o posterior.

Su aspecto

Es una herbácea de porte alto, alcanza casi los dos metros de altura. Florece en otoño en tonos blancos, fucsias o rosados. Aquellas Anémonas Japónicas de flor blanca son también conocidas como “Honorine Jobert”.


Origen

A pesar de que se ha naturalizado en Japón, es nativa del centro de China.

En países de bajas temperaturas puede llegar a helarse e incluso desaparecer.

Brota con los primeros soles de primavera u le sienta bien la media sombra; en nuestro país se mantiene con hojas acorazonadas en verde neutro y flores erguidas.

¿Qué suelo necesita?
Componentes y características:

  • Materia orgánica, preferentemente compost
  • Turba
  • Pinocha
  • Perlita
  • Estiércol
  • Una base húmeda
  • Suelo ácido

Reproducción

  • División de matas en primavera: levantar sus hojas y brotes laterales basales y plantarlos en otro lugar. Siempre debemos podar su masa vegetal a la mitad, para evitar que transpire y largue raíces tan rápido.
  • También se puede optar por cosechar sus semillas en invierno, aunque es más trabajoso.

Combinación en canteros
Teniendo en cuenta que necesita suelos de condición ácida, esta especie funciona muy bien en canteros a media sombra con Calas, Jazmín del cabo, Equilejias, Helechos, Palmatum, Camelias, Hortensias, Marimonias, Azaleas y Bergenias, entre otras.

La Anémona Japónica es de esas plantas que no pueden faltar en nuestros espacios verdes, incluso en macetas funcionan muy bien. El mejor momento para comprarla en viveros y agropecuarias, es definitivamente el mes de abril.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *