HACHEZ HOME

Decoradora, mamá de Baltazar, emprendedora: hago tapices, muestro mi casa. Así reza la descripción en el perfil de Instagram de @hachezhome. Charlamos sobre su especialidad y su proyecto.

Clara Houssay es la cara detrás de este emprendimiento que asoma entre telares y diseños. Con pelo largo, siempre impecable y con una estética en sus fotos que acompaña el estilo de su casa, es la primera en sorprenderse al ver hasta dónde llegó su ilusión por crear algo propio. Desde chica le gusta la decoración, la arquitectura, el orden y la simetría, y su cuenta lo traduce de la mejor manera, con una misma paleta de colores y un look muy cuidado. 

Estudió Decoración de Interiores en Córdoba, donde vivió un par de años por trabajo de su papá, y luego Producción de Moda. Pasó por muchos trabajos desde que se recibió, pero en el último, donde fue asistente de gerencia de una empresa, empezó a tomarle el gustito a esto de ser emprendedora, y al poder manejar sus horarios, dio los primeros pasos como decoradora.

Hace un año y medio que Hachez Home vio la luz. Casi en el mismísimo momento en que Clara se enteró que estaba embarazada de Baltazar, su primer hijo. Así, su proyecto fue creciendo junto con su panza, y junto a la ilusión de que su vida cambiaría para siempre. Y aunque la cuota de incertidumbre nunca faltó, mirando para atrás jamás se hubiese imaginado hasta dónde llegaría en tan poco tiempo. 

Con siete meses de embarazo, Clara seguía creando tapices. Es que cuando algo te llena tanto el alma, el empuje viene solo. Además, a medida que la comunidad iba creciendo, supo que para llegar lejos debía perfeccionar y profesionalizar su trabajo. Y para eso debía buscar ayuda. Se embarcó en el curso de Las Locales con @soloparami y @rochilanu a la cabeza, y el cambio fue abismal. Sus consejos y herramientas la ayudaron a fortalecer su marca y lograr dar el gran salto durante 2019. Con este know how de base estaba lista para soñar en grande.

Inspiración en la lejana India

Hace dos años, Clara estuvo en un casamiento en la India y allí fue el inicio de todo. Después de haber podido vivir la cultura del país bien desde adentro, bien desde sus raíces, un enorme telar de muchísimos colores en una de las casas que visitó la cautivó. Se dijo a sí misma que llegaría el día en que fuese ella la creadora de una pieza semejante, pero con su propio estilo. Y así fue. Hoy cada uno de sus modelos recibió el nombre de algunas de las ciudades indias que conoció, como una forma de agradecer el empuje que vio durante su estadía.

Al volver, hizo cursos de tintes naturales con Luciana Marrone y fue probando y jugando con la técnica sobre diversos materiales hasta que dio en el clavo para crear el universo Hachez. Ejercicio de paciencia, un puñado de dedicación y, entre veinte y treinta días de confección, es lo que requiere hacer un tapiz de punta a punta, por eso cada uno es único como una obra de arte. La clave está en tomar varios pedidos a la vez para hacerlos en simultáneo, aprovechar el tiempo y la creatividad.

2020 con nuevo desafío

Enseñar la técnica en un taller es uno de los pendientes a tachar este año. Nada más lindo que transmitir eso que uno hace con pasión y contagiar a otros del propio arte. También a Clara la convocaron como oradora para dar una charla a emprendedores, y eso siempre motiva porque es un reconocimiento a tanto esfuerzo y una confirmación de que el camino es el correcto. Además, en su cabeza ya desfilan un par de modelos que no tardarán en tomar forma y en vestir nuevos hogares, ¡lo mejor está por venir!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *