Colores de fin año: cosecha propia, flores y follaje

Los colores tienen mucha importancia en la decoración de las fiestas de fin año. Desde el 8 de Diciembre, día en que conmemoramos a la Inmaculada Concepción de la Virgen, siguiendo por Nochebuena y Navidad para terminar en la fiesta donde despediremos un año para dejar entrar otro con muchos deseos y esperanzas. Una vez más, las especies vegetales con sus flores y follaje son protagonista en la decoración del hogar y de la mesa festiva.

Texto: María Laura Vidal Bazterrica – Fotos: Pachu Tufro

Mientras preparamos nuetro mundo interior para recibir la Paz y los buenos deseos cada año, hagamos una recorrida por viveros y florerías buscando esos colores que decorarán cada metro del interior y del exterior de la casa y del jardín.

¿Por dónde empezamos?

Conozcamos los símbolos de cada color para saber luego donde buscarlos y así poder plasmar nuestro arte festivo.

El color verde: simboliza lógicamente la naturaleza, con la longevidad y la constante renovación de la vida vegetal. Color que calma e invita a la introspección.

Lo buscaremos en las plantas llamadas Coníferas (Pino. Abeto, Cedro), en el Muérdago, tan conocido por sus frutos rojos en inviernos. Utilizaremos ramas de estas especies como base de nuestros arreglos.

El color rojo: relacionando con la pasión, la generosidad, el fuego, simboliza en estas fiestas la sangre de Cristo. El rojo es el representante por excelencia de la Navidad en la humanidad, nos transmite el amor y nos conecta con el espíritu navideño. El rojo vibrante nos trae a la mente la festividad y el nacimiento del Niño interior que poseemos todos. Las flores como La estrella federal, Heliconia, Rosas rojas, Claveles, Yerberas y Ceibos son fáciles de cultivar en nuestros suelos y de encontrar en las florerías estos días.

El color blanco: es el color litúrgico de la Navidad y simboliza pureza, alegría, paz, Dios En el hemisferio sur decoraremos con flores blancas  de florería o cultivadas en nuetros jardines, por ejemplo: Alstroemerias, Jazmines del Cabo, Calas, Rosas, Gypsohylas, Hortensias blancas, entre otras.

Colores naturales: cada año se incorporan y van rotando otros colores además de los clásicos ya conocidos por todos. Este año encontramos el color de las maderas claras,  por ejemplo ramas secas de todos los árboles y frutos secos, de herbáceas como las amapolas y frutos Brachichito, Jacarandá, Timbo, Liquidámbar, rosetas de pinos.

La arpillera se une este 2017 como base para envolver todo florero o base de mantel sobre la mesa. Las cortezas de árboles y palmeras son un aporte muy moderno para esas mesas minimalistas trabajadas con el blanco de sus flores y vajillas.

Los colores dorados y plateados son utilizados sobretodo en la misa del 24 a la noche. Existe un arbusto de muy bajo mantenimiento llamado Elaeagnus x ebbingei, un arbusto cuyas hojas nuevas de este año poseen en su envés un color plateado Ideal para floreros.

Lo interesante de preparar las fiestas con flores y plantas está justamente en que podemos, año a año, cultivarlas en nuestros jardines, patios y balcones, dándoles los sustratos adecuados y los cuidados necesarios para que las fiestas del 2017 y la llegada del 201o las esperemos con una buena tijera de podar y delantal, con el orgullo de decir ¡cosecha propia!

marialauravidal@hotmail.com

Facebook : marialaura.vidalbazterrica3

Instagram: @marialauravidalb

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *