Cercos perimetrales

Qué tipo de cerco colocar en nuestro jardín dependerá de la función que queramos que cumpla. Son ideales cuando buscamos que constituyan barreras naturales allí donde no queremos un muro de material.

Comenzó la época en la que el jardín se disfruta a pleno todos los días: desayunamos en la galería, almorzamos bajo la fresca sombra de un lindo y frondoso árbol, y tomamos el té cerca de una trepadora perfumada como el Jazmín de leche o el Azórico. Los momentos al aire libre se transforman en especiales e inolvidables.

Y si de intimidad en nuestros espacios verdes hablamos, los cercos son fundamentales. Elegir los arbustos según sus características, nos ayudará a que cumplan la función que necesitamos. Acá, la recomendación de cuatro especies vegetales de alto tránsito como opciones para delimitar jardines.

Hibiscus sinensis

Más conocida como Rosa China, tiene follaje perenne y semipersistente dependiendo de la zona. Llega a tener una altura de entre tres y cuatro metros y es de rápido crecimiento después del segundo año de plantado. Necesita de sol y media sombra, y florece durante el verano-otoño. Le gusta el suelo neutro y es apto en suelo de relleno. Es importante respetar los dos metros y medio o tres entre uno y otro. De riego normal y soporta las sequías.

Callistemon salignus 

Conocida como limpiatubos de flor blanca, de follaje verde-grisáceo, llega a tener una altura de tres metros. Es de rápido crecimiento y le gusta la exposición al sol. Florece en otoño y en primavera y es apto para todo tipo de suelo, incluso los de relleno y los de climas costeros. Se necesita de una distancia de entre dos metros y medio entre un ejemplar y otro.

Phormium tenax 

También llamado lino de Nueva Zelanda, es de follaje perenne y alcanza una altura de entre dos metros y medio y tres. Luego del primer año de plantado, es de rápido crecimiento. Le gusta el sol. Si la colocamos a media sombra tenderá a inclinarse hacia adelante buscando la luz y no se logrará la masa tupida que buscamos. La floración de sus espigas es en verano, necesita suelos neutros y es apto para suelos de relleno. Dependiendo de la necesidad a cubrir y de los tiempos que tengamos, requiere una distancia de plantado de entre dos metros y medio y tres entre uno y otro ejemplar.

Eugenia 

Otra buena opción para cercos. Es de follaje perenne y alcanza una altura de entre cinco y seis metros. Se torna una especie de crecimiento rápido una vez pasados los dos años de plantada. Necesita sol y su floración blanca es en verano, junto con unos frutos rosados parecidos a la cereza pequeña. Le gustan los suelos neutros y también es apta para suelos de relleno. Es importante fertilizarla con fósforo y potasio en primavera y en otoño. La distancia de plantación entre ejemplares es de dos a tres metros.

 

María Laura Vidal Bazterrica – Paisajista – @itasflowers

Contacto: 15-4991-6073 – marialauravidal@hotmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *