Cómo lograr un jardín funcional en 300 m

A pesar del frío y del sol que iba y venía, empezamos el vivo con María Laura Vidal Bazterrica, alias @itasflowers en una casa del barrio abierto de Casas de Santa María en Villa Nueva. Es el primer proyecto en el que Eidico entrega el producto lote+casa en un espacio total de 300 m², en el que abunda el verde y la tranquilidad. En un predio de 24 hectáreas, se ubican 442 lotes con casas de 80 m² y la posibilidad de ampliarse hasta 120 m². Galería con parrilla y jardín, dos plantas y hasta cinco ambientes son sus grandes atributos. Un barrio ideal para la crianza de los hijos, donde pueden jugar en la vereda, como en los viejos tiempos.

Con un diseño arquitectónico con muchísima fuerza, la composición del jardín de este tipo de construcción deberá acompañar las tonalidades de cada casa, que varían según la fachada que se elija: mexicana, moderna o mediterránea. Nos encontramos con que esta familia innovó en la ubicación de los juegos para sus chicos, montándolos en el frente de la vivienda, que tiene un buen espacio para, además disponer de un lugar para los autos. Así, con inteligencia, se aprovechó cada metro cuadrado para darle un uso apropiado.

Veamos como con 300 m² podemos tener un poquito de todo:

Entrando, tenemos uno de los árboles más lindos: Fresno Oxycarpa Raywood, que tiene un tono otoñal como si fuera fuego, óxido, muy parecido al Taxodium. En esta época, todos los árboles caducos deberían cargar las yemas. Este árbol está puesto estratégicamente en este lugar para que dar sombra sobre el estacionamiento en verano. 

En el frente, como cerco, tenemos las famosas Oleotexanas, que ofrecen intimidad para este sector de juegos que limita con la vereda. Este es un arbusto perenne que en este momento comienza a brotar para dar las flores en primavera, por eso se podará siempre cuando termine de florecer. Veremos ahora muchas yemas en durmición y, si raspamos un poco las ramas, notaremos cuáles están vivas y cuáles no. Si al raspar, lo que vemos es de color marrón, entonces esa rama está seca y la deberemos podar para que no nos infecte el resto del árbol. También esta poda sirve de estimulación y le dará fuerza para que brote con ganas el resto de la planta. Abajo, en la hoya, por último, aplicaremos materia orgánica. Es un arbusto muy fácil: perenne, con hoja todo el año, perfumado y con flor. 

Pirus Chanteclair: árbol ideal para jardines de 300/400 m², porque tiene forma piramidal y ocupa poco espacio. Es caduco, por lo tanto en invierno no tapará el sol, y en verano el follaje cubrirá la vista con el vecino. 

¿Qué césped poner debajo de los juegos? La variedad es Grama Baileyana. Lo ideal es mantener alta la grama en el invierno para que no se hiele. En una segunda etapa, la dueña hizo la pileta detrás de la casa, por lo que debía reubicar los juegos de los chicos. La creatividad obró maravillas, y creó un lindísimo espacio adelante, en el frente. 

Para nivelar el suelo, sobre todo en la zona de los juegos que siempre está muy pisoteada, lo haremos con mezcla de arena y tierra abonada. Después de esparcirla sobre el césped, es necesario que le demos mucha agua. Esto sirve para nivelar baches de hasta cinco centímetros. Tener en cuenta que esa zona quedará unos días inutilizada porque estará llena de barro. 

Entre septiembre y octubre es la época donde el césped estará más feo porque estamos en la transición entre el invierno y el verano. Aquí es cuando lo ayudaremos dándole hierro plus, que contiene nitrógeno, fósforo y potasio para despertar el pasto durmiente y darle vitaminas. 

Caña de ámbar: flor blanca con muchísimo perfume. Está sufriendo el frío en esta época pero hay que dejarla. Cuando empiecen a brotar sus hojas nuevas desde la base, y lleguen más o menos a 50 cm, la podaremos desde abajo. Siempre hay que esperar a que llegue la mata nueva para quitar lo viejo. A medida que pasen los años y esto sea una mata más grande, esa transición de sacar lo seco del invierno cada vez será menor, porque la misma mata verde la protegerá de la helada. Nunca la pondremos pegada a una hamaca porque trae abejas. 

Agapanthus: se podan desde la base muy delicadamente a fin de septiembre. Cuando la hoja se quema y llega al estado de babosidad, debemos arrancarla porque trae hongo. Importantísimo: debemos sacar las varas florales en desuso porque son un centro de cultivo de hongos y enfermedades. La sanidad de una especie vegetal hace que la planta viva más años y mi jardín sea más sano. La mejor época para transplantarlas es otoño, porque todavía hay un poco de temperatura, tiene todo el invierno para adaptarse, no le cortamos el ciclo y dará flor. Pero en primavera, con temperatura estable, también podemos podarla. El riesgo es que probablemente no le daremos tiempo para que salga la flor. 

Zona de la canilla, siempre húmeda, se plantó un Papiro egipcio, que le gusta el agua y el sol. Se hace una mata muy grande y debemos estar atentos para sacar aquellas varillas sin yema que ensucian la planta. 

Trepadora Thunbergia Grandiflora: da una flor celostana/amarillenta, con una flor en el centro como si fuera una trompeta y florece como nueve meses. Eliminaremos durante septiembre todo lo que esté seco. 

La galería con la parrilla es uno de los ambientes que más se disfrutan. El cerco perimetral es con Eugenias puestas a un metro de distancia entre una y otra para que crezcan rápido. En poco tiempo darán mucha intimidad. Es importante que tenga una buena hoya con materia orgánica. Ahora dejaré que brote, y al finalizar la brotación, la podaremos. 

Una opción para el borde de pileta es el Jazmín Chino. Debo tener en cuenta que sea una planta que traiga muchas abejas. El perfume junto con el agua potencian la traía de insectos. Entonces, o pongo especies que florezcan antes del uso de la pileta, o pongo especies que tengan un polen tan pesado que las avispas, abejas y abejorros, deciden no ir a buscar su polen porque hay otras flores con polen más superficial. Ej: jazmín plumbago, casi no trae abejas y florece desde el verano hasta el otoño. 

Abelia Grandiflora: para el cantero de la ventana del playroom, que le da el sol en verano y en invierno tiene media sombra, y además es una vista de todo el año.

Bignonia naranja: trepadora que me ayude a simular la zinguería, me da perfume y un valor ornamental en invierno. Trae abejas en verano, pero como es una flor de invierno no molesta. 

Hormigas: cuando hay chicos tenemos que usar un homiguicida orgánico.

Jamás se tapa el cerco de una pileta, porque tenemos que ver qué hacen los chicos en la pileta. Es una contradicción poner un cerco para después taparlo. 

 

Para ver el vivo completo acá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *