Agrandar la mirada

agrandar-mirada-01

Agrandar la mirada, estirar los brazos – Veinte años cumplidos hace poco, muchos logros sobre la mesa. Análisis de lo hecho, crecimiento, sueños cumplidos, reflexión y autocrítica, pero por sobre todo, ganas de seguir mirando para adelante. Años que nos dicen “hiciste mucho”, y a la vez nos desafían “No frenes, seguí para adelante; podés extender aún más los brazos…”.

A veinte años de empezar a trabajar, seguimos sosteniendo lo que hacemos, pero somos conscientes de que el contexto cambió. El panorama a nivel país en estos últimos años se presentó poco favorable. Sin embargo, esto no nos paralizó. Todo lo contrario, nos empujó al cambio, a la reflexión. A seguir construyendo desde una mirada positiva. Nos movilizó como empresa y como las personas que trabajamos en ella. Hoy repensamos aún más nuestra actitud, nuestro rol dentro de la sociedad y el alcance de nuestro negocio. Decidimos salir en busca de un orden en nuestros procesos para poder potenciarlos.

Entre tanta reflexión, se asoma el conocido “RSE”. Se le dice también sustentabilidad o sostenibilidad. Todas son válidas si el resultado son empresas más humanas. Nuestro desafío para los próximos veinte años ya no trata del desarrollo de barrios o emprendimientos inmobiliarios, sino de emprender comunidades sostenibles en el tiempo. Para ampliar y fomentar más esta nueva mirada, dialogamos con Cecilia Kelly, jefa de RSE, y Diego Lanusse, director de Recursos Humanos, Tecnología y RSE, ambos responsables del nuevo departamento de Responsabilidad Social Empresaria en Eidico.

“Ser desarrolladores de comunidades sostenibles en el tiempo; éste es nuestro marco -reflexiona Diego Lanusse-. Sabemos que estamos impactando con nuestros proyectos y más aún si estos se encuentran en medio de una trama suburbana. No se trata de barrios privados contra barrios abiertos, de ricos contra pobres. Se trata de construir la idea de vecino con vecino. El muro o alambrado es una necesidad y puede que siga existiendo en el tiempo, pero eso no quita que nuestra actitud hacia el otro sea el aislamiento o la indiferencia. Tratamos de combatir el individualismo social y vamos en busca del bien común, de comunidades que se potencien unas con otras. Hoy asumimos el rol de acompañar y ayudar a la comunión entre ambas”.

Tenemos un gran desafío en el horizonte, algo que es muy necesario para poder construir una sociedad desde la unión, el respeto y la colaboración conjunta. Pero la pregunta ahora está puesta en cómo comenzar, en dónde, quiénes nos acompañarán y qué aspectos se trabajarán.

“Decidimos involucrar esta filosofía en cada nuevo proyecto desde el minuto cero para que llegue a todos los que intervienen en el proceso -explica Diego Lanusse-. Cuando se empiece a pensar el diseño de un barrio o proyecto nuevo, antes que nada nos acercaremos a conocer la zona, realizaremos un análisis de las necesidades y nos pondremos en contacto con los referentes barriales y municipales. No queremos irrumpir con maquinarias, sino iniciarnos desde el diálogo contándoles como va a ser el proyecto y lo beneficioso del mismo. Queremos, a su vez, fomentar el sentido social y comunitario en los jefes de proyecto, contratistas, grupos de interés y colaboradores de Eidico. En definitiva, tejer lazos de confianza para ir formando esa comunidad futura entre todos los que intervienen en la cadena de valor”.

“Nos dimos cuenta de que se estaba generando una brecha entre el nuevo barrio que llegaba y la comunidad ya existente -explica Cecilia Kelly-. Sobre esta realidad, Eidico tomó la decisión de empezar a trabajar para vincularlas. Pero primero era importante poner un foco, y ordenar las ideas y planes para lograrlo. Por eso, este año conformamos un equipo de RSE, que decidió comenzar a trabajar en diferentes comunidades teniendo en cuenta los pilares que siempre promovimos como empresa: trabajo, desarrollo personal, familia, salud, vivienda y sumamos el desafío del medio ambiente. Por cada uno seleccionamos un socio experto con el cual realizar actividades de formación, concientización y difusión. Seguimos apostando al trabajo en forma cooperativa y asociativa con otros actores porque solos no lo lograríamos”.

Ya hay proyectos en donde este nuevo mirar empieza a quedar reflejado. Pequeños logros que nos hacen soñar en grande. Voluntarios, fundaciones, propietarios y vecinos que empiezan a acompañarnos en este evolucionar hacia un mundo más solidario, sano e igualitario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *