Verano en el río

Texto y producción: Marina Maiztegui @soloparami  –  Fotos: Rosario Lanusse @rochilanusse

Cuando Rochi me propuso hacer la #mesafeliz de enero en un barco, me pareció un programón. Después de nuestra experiencia de fotos en el bote, subir en el ránking con un barco no podía traer más que cosas buenas.

¿Qué comemos y qué tomamos en enero? ¿Cómo se pone una mesa en un barco? Fueron las dos primeras preguntas.

La respuesta fue todo fresco: frutas, jugos y aguas saborizadas; y me encantó porque además de que la fruta es la mejor comida inventada por la naturaleza, es tan linda y fotografiable que allá fuimos.

Para el menú especial, Sucreries preparó lo que ella llamó de manera elegante Fruit Cake y yo rebauticé pizza de frutas.

Para la Fruit cake necesitamos:

Ingredientes:

1 rodaja de sandía

2 duraznos

1/4 de cerezas

1/4 de frutillas

Frambuesas, moras, arándanos c/n

Hojitas de menta

Queso mascarpone

1 cdta. de esencia de vainilla

2 cdtas. de azúcar

Preparación:

Agregar al queso mascarpone la esencia de vainilla y el azúcar. Si te gusta, se puede enriquecer con una taza de crema batida a medio punto.

Llevar a frío durante 20 minutos, luego disponer esa mezcla sobre la rodaja de sandía y acomodar las frutas previamente bien lavadas y cortadas.

Terminar perfumando, dando mayor frescura y sabor con hojitas de menta.

Listo. ¡A disfrutar!

Importante:

Mantener con frío hasta el momento de servir. Agregar las hojitas de menta para que no pierdan su frescura y si te gustan podés agregarle también semillas de amapola con un alíño de miel.

Para los cocos rellenos de frutas necesitamos:

Ingredientes:

2 cocos

1/4 de cerezas

Arándanos, frutillas, berries c/n

Coco rallado c/n

1 kiwi

1 mango

Flores comestibles orgánicas

Preparación:

Partir los cocos*, retirar el agua excedente y distribuir la fruta colocando trocitos de mango, rodajas de kiwi y, por último, completar con cerezas y frutos rojos.

Espolvorear coco rallado o en escamas, que se pueden tostar previamente para realzar la preparación. Por último decorar con las flores y servir. ¿Una variante? Colocar bochas de helado a tu gusto y luego frutas.

*Para partir los cocos podés ayudarte perforando primero los tres orificios que traen para retira el agua y luego con golpecitos alrededor de la fruta conseguirás abrirlos en mitades.

¡Es una propuesta fácil, linda, rica y sana!

Importante:

Debés asegurarte de que las flores tengan un cuidado libre de pesticidas y que sean orgánicas, ante la duda podés reemplazarlas por ralladura y cascaritas de naranja que también aporta color a la presentación.

Para tomar:

Agua saborizada. Insisto con el agua saborizada porque es una opción increíble para tomar algo rico, sin sumarle azúcar, y es un gran reemplazo de las gaseosas. Esta vez hicimos agua de sandía, que quedó riquísima, y me recordó a un clásico mexicano. El dispenser es indispensable para estos casos, valga la redundancia.

MESA

Para armar la mesa, la propuesta es un poco como la de vestirse para el verano: hay que ir liviano. Así que dejamos lo netamente práctico para andar en barquito: una linda tabla de madera colorida, servilletas a rayas azules, blancas y rojas y servilletas blancas para mantener el espíritu náutico; también la lindísima vajilla de @fofebarba ayudó. Las frutas las colocamos en degradé de colores, tan simple como eso, y las transformamos en una opción muy apetecible. Le agregamos unas flores que, de verdad, cortamos por el camino. Nuestro lema para esta mesa fue: fácil, práctico y bien ¨hacible¨.

Indispensables para coronar todas las opciones súper refrescantes de verano: los heladitos con frutas. Se pueden hacer con jugo y frutas, pero los hicimos solo con agua, y aún así quedaron geniales. Todavía se están riendo Rochi, Maru y Clau porque me tomé tres heladitos mientras tanto. Mi excusa es que fue para compensar que me habían prometido una vuelta en barco y nos quedamos amarradas. Resulta que @Rochilanu se marea hasta en tierra firme así que casi la perdemos ese día en lo que ella casi consideró “alta mar”.

Gracias Clau de Sucreries, por animarte a todo, en especial porque casi se nos cae por la borda la cocinera naval y fue rescatada rápidamente por Maru. Estaba convencida que yo iba a terminar nadando en San Benito, el barrio de Eidico, pero no, me salvé para una nueva producción el mes que viene.

Feliz, feliz enero,

M

Agradecemos a:

Claudia de Sucreries – @sucreries_

Josefina Barba – @fofebarba

Rochi Lanusse – @rochilanu

Maru Lanusse – @lanussemaru

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *