Una llama de esperanza

Luego de mucho trabajo articulado entre Eidico y distintas instituciones, se logró lo que tanto se esperaba: que llegara el gas a la comunidad de Derqui. Una llama de fuego que enciende la esperanza.

Texto: Diego Lanusse, Director de RSE, RRHH y Negocios Inclusivos, Eidico · Ilustración: Aldo Tonelli

Como ya les hemos contado en otras oportunidades, hace un tiempo que junto a los vecinos de Derqui y propietarios de nuestros barrios Santo Tomás y San Pablo venimos trabajando en el desarrollo de su comunidad. Lo mismo estamos haciendo con los vecinos de Villa Rosa y Zelaya, próximos a Pilar del Este y a San Sebastián, con quienes también hemos formado mesas vecinales para atender las necesidades de cada zona.

Fueron muchos los logros y las mejoras obtenidas. Y hoy, particularmente, nos llena de felicidad poder decir que alcanzamos lo que sin dudas es un gran hito para Derqui y para Eidico como desarrollador de comunidades. Después de mucho trabajo, se consiguió que el gas llegara a la comunidad, encendiéndose la primera hornalla en una vivienda el 4 de marzo pasado.

Estamos trabajando junto al Estado Nacional, la ONG Reza y Trabaja (desde donde se dictan cursos con el apoyo de la Fundación Oficios), el municipio de Pilar, la fundación Pro Vivienda Social, Gas Natural FENOSA y a través de la articulación de líderes vecinales con el objetivo de que se habiliten microcréditos para la instalación de gas en veinte mil viviendas de Pilar. Éste es un ejemplo más que demuestra que se pueden lograr muchas cosas si se trabaja de manera conjunta, articulando talentos y voluntades, dejando de lado las diferencias sociales y los prejuicios.

Luego del encendido de la primera llama, nos reunimos en el galpón de Reza y Trabaja para seguir contagiando a los vecinos y lograr que se sumen al proyecto, de manera que sean más las viviendas beneficiadas. Mario, Hugo y Miguel, líderes sociales de Derqui, son los promotores, junto con Raúl Zavalía de la Fundación Pro Vivienda Social. Se realizaron varias reuniones informativas y de a poco se está avanzando para tener un volumen suficiente de suscriptores necesarios y poder construir las redes externas e internas de los vecinos interesados.

También es una buena noticia saber que contamos con varios empleados de Eidico que se han sumado desinteresadamente, ofreciendo sus capacidades y comprometiéndose a dar una mano, sabiendo que  el cambio sucederá en la medida en que todos nos involucremos. Internamente, fomentamos la participación de nuestros colaboradores, ya que uno de nuestros objetivos es que RSE no sea un sector más, ni un lugar desde donde se practica “asistencialismo”, sino una actitud que encarnemos todos y cada uno. Porque como decimos siempre en Eidico, “nuestro sueño es dejar huella, haciendo que nuestras obras nos trasciendan”.

En palabras de un líder barrial

Miguel Acosta es un vecino muy comprometido y trabajador. Nos cuenta cómo vivió su comunidad este hito.

“Cuando comenzamos a trabajar con la Fundación Pro Vivienda Social, fue poca la convocatoria, pero sabíamos que requería tiempo. A las primeras reuniones asistieron sólo algunos vecinos, pero el boca en boca que se generó ayudó a que se fueran acoplando cada vez más. Y no sólo eso, sino que el municipio pudo ver cómo el barrio se organizó y de qué manera venimos trabajando con la ayuda de Eidico, promoviendo la integración de los vecinos y la organización para los diferentes proyectos. El municipio detectó esto y también quiso sumarse ofreciendo microcréditos. Por otro lado, le propusimos a la Fundación generar una comisión de gasistas matriculados, egresados de los cursos de oficios para trabajar en las obras, de manera integradora y organizada.

Las primeras reuniones ya se realizaron. Estamos muy entusiasmados porque significa que habrá más vecinos con trabajo y, a la vez, aquellas familias que necesiten el servicio de los gasistas, lo podrán contratar a un precio más bajo, ya que se trata de un proyecto social.

Por último, lo que está ocurriendo es muy bueno para Derqui. Aquellos que no creían en que se podía cumplir se están retractando y ya empezaron a asistir a las reuniones”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *