Torta de frutilla y naranja

Fotos: Rosario Lanusse @rochilanu – Cocina y food styling: Sofi Sarni @sofisinarroba

Ingredientes para la base

– 1 taza de harina leudante generosa

– 1 taza de azúcar al ras

– 100 g de manteca

– 2 huevos

– ½ taza de leche tibia

– Extracto de vainilla

Ingredientes para el relleno

  • 1 litro de leche
  • 4 yemas
  • 2 huevos
  • 250 g de azúcar
  • 6 cucharadas de fécula de maíz (Maizena)
  • Ralladura de 2 o 3 naranjas
  • 100 g de crema
  • 1 cucharadita de azúcar (mejor si es impalpable)

Ingredientes para la decoración y terminaciones

  • ½ kilo de frutillas
  • 200 g de chocolate blanco

Procedimiento para la base

Batir con batidora eléctrica la manteca con el azúcar. ¡Es importante que esté bien batido! Después agregar los huevos de a uno y batir hasta que la preparación esté bien blanca, ¡tengan paciencia que el blanco llega! Puede tardar unos 7 minutos.

Cuando la preparación está blanca, agregar un poco de harina y un poco de leche hasta integrar todo. Batir mucho este último paso para que la base quede bien ¡La clave del éxito está acá!

Después hay dos opciones: verter la preparación en una placa para horno o se puede colocar en un molde de 24 cm. Si la hacés en una placa, son aproximadamente 30 minutos al horno; si elegís la tortera, es aproximadamente una hora en un horno a 180° (horno medio).

Para la base, se necesita solo una capa finita, con el resto se pueden hacer pop cakes o cortarlo al medio y colocarle dulce de leche para que sea una torta para los más chicos.

Es una torta súper fresca, si tenés ganas de hacerla pero preferís no prender el horno, te tiro otra opción:

Procesas un paquete y medio de galletitas de vainilla (tipo Lincoln) y lo mezclas con 75 g de manteca. Esto lo ponés en la tortera y lo llevas al frezeer hasta que esté bien durita. ¡Queda riquísima!

Procedimiento para el relleno

Es súper fácil. Colocar en una cacerola la leche a calentar (mejor que no hierva) con la mitad del azúcar (a ojo) y la ralladura de naranja.

Mientras que esperas que esté caliente, mezclar en un bowl las yemas y los huevos junto con la otra mitad del azúcar y la fécula de maíz.

Cuando la leche esté caliente, verter sobre el bowl y mezclar con batidor para que no coagule.

Vuelve todo a la cacerola. Una vez ahí, revolver continuamente hasta que rompa hervor, y cuando este sucede seguir batiendo durante un minuto para que se cocine la fécula.

Toda la preparación se pasa a un bowl, se coloca film en contacto y se lleva a la heladera hasta que enfríe.

Una vez fría, mezclar con la crema previamente batida.

Lo bueno de esta receta es que la podés hacer con cáscara de limón o cualquier cítrico, o con chauchas o extracto de vainilla.

Tip esencial

Otro tip genial, es que podés hacer el relleno y comerlo como postre solo.

Si lo querés hacer de chocolate, cuando la preparación rompe hervor tirás el relleno sobre chocolate picado y ¡voilà!

Armado

Colocar una capa de base. Cortar las frutillas a la mitad y colocarlas alrededor del molde. Luego verter el relleno y llevar a la heladera durante aproximadamente 8 horas hasta que tome cuerpo.

Para terminar cuando sale de la heladera le pones el chocolate blanco caliente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *