SER SUSTENTABLE, UN MANDATO MÁS QUE UNA ELECCIÓN

Una vez más participamos del evento más grande sobre sustentabilidad en marcas a nivel mundial. Con oradores de calibre internacional, La Rural recibió a esta comunidad con un lema que englobó también a las dos ediciones anteriores: “Redefiniendo las bases para una nueva convivencia”.

Con el imperativo de llevar la agenda social y ambiental a la conversación mundial, el foco estuvo puesto en la conciencia del otro como punto de partida para generar tolerancia y entendimiento entre las personas y el entorno donde vivimos.

Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo de la fundadora y CEO de Sustainable Life Media y Sustainable Brands, KoAnn Vikoren Skrzyniarz, y se orientaron a describir la demanda, cada vez más exigente, que tienen los consumidores de buscar productos y servicios que respondan a la lógica del hombre: aquella que exige la creación de una sociedad saludable y sustentable para todos. En este marco de debate es que confluyeron personalidades de todos los ámbitos para tratar la  temática de sustentabilidad: banqueros, empresarios, educadores, ONG y artistas.

Redefinir, rediseñar y crear

¿Cómo puede acelerarse el proceso para dar respuestas a las urgencias de la sociedad global? Las marcas tienen mucho que aportar en este punto, y son en los negocios éticos, amigables con el medio ambiente y sustentables a lo largo del tiempo donde anida gran parte de esas respuestas. Joan Antoni Melé es un banquero catalán que revolucionó el negocio de estas entidades con Banca Ética, donde agrega la dignidad humana a este intercambio. Asegura que siendo transparente y brindando los datos de cómo y en qué se invierte el dinero que la gente confía en un banco, es empezar a inyectarle sentido a una actividad, por lo menos, cuestionable.

Buscamos, incorporamos, almacenamos y brindamos información sobre lo que hacemos a cada instante. Dejamos huella desde que nos despertamos, hasta que apoyamos la cabeza en la almohada. Todos esos datos forman grandes volúmenes de información valiosísima para producir una gestión social, económica y ambiental con impacto positivo. ¿Cómo usar estos datos con propósitos? Sonia Jalfin de Sociopúblico, un estudio de comunicación con foco en temas públicos, asegura la trascendencia de los datos radica en la posibilidad de concientizar con ellos. El big data es el mejor aliado para convencer mentes y corazones con proyectos que solucionen los problemas de nuestras ciudades.

Soluciones a nuevos paradigmas

Gabriel Lanfranchi de Cippec, una organización independiente que implementa políticas públicas que promueven una Argentina más desarrollada y equitativa, fue parte del foro de esta conversación. El desarrollo exponencial de la población nos obliga a pensar cómo acompañaremos ese crecimiento desde las ciudades. Desde el año 2010 que, por primera vez en la historia, la humanidad es más urbana que rural ¿cómo respondemos a este reto? Lanfranchi propone cuatro desafíos: urbanización de villas, resiliencia frente al cambio climático, tecnología para lograr smart cities y gobernanza metropolitana, en referencia al compromiso y a la participación de todos en el espacio público.

Por último, tuvimos el agrado de escuchar a Eevamaija Vuollo, educadora finlandesa y miembro de y miembro de la fundación chilena Educación 2020, que brega por la calidad y la equidad en esta materia en el país vecino.

Las escuelas de hoy tienen el rol fundamental de preparar a los estudiantes en el desarrollo de nuevas habilidades: pensamiento crítico y resolución de problemas, creatividad, innovación, comunicación y colaboración. Sin embargo, existe una enorme contradicción entre el aula actual y el mundo contemporáneo, donde el docente es el actor principal del proceso educativo.

Desde Finlandia y en continua expansión, el método ABP (Aprendizaje basado en problemas) pretende educar en conocimientos, habilidades y actitudes a través de situaciones de la vida real. El uso de problemas en la gestión del aprendizaje, aborda el razonamiento que usará el niño en su vida adulta y tiene como finalidad integrar, desde chiquitos, las competencias profesionales con las que se defenderá en el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *