San Juan Chico, suscripción récord

En 48 horas se suscribieron los 227 lotes del nuevo proyecto de Eidico en Hudson, un barrio de 25 hectáreas que aspira a satisfacer la demanda de la zona.

Eidico empezó 2017 con grandes ilusiones. Tierras por estudiar, proyectos que van consolidándose, oportunidades que se hacen realidad. San Juan Chico, el desarrollo en el que venimos trabajando desde hace un tiempo, tuvo un éxito rotundo antes de su lanzamiento oficial. Desde el comienzo y con una gran base de interesados, este proyecto, ubicado en una de las zonas más consolidadas de Hudson, tuvo una aceptación total y se suscribió el 100% de los lotes en apenas dos días.

Tiempo atrás
Este barrio privado, ubicado en una parcela de la tradicional y muy conocida estancia San Juan, perteneciente a la familia Pereyra Iraola, fue uno de los establecimientos ganaderos modelo de nuestro país, introduciendo el primer ejemplar Hereford, una de las razas bovinas productoras de carne más importantes del mundo. La historia se remonta a 1850 cuando Simón Pereyra compró la estancia “Las conchitas” y, con su muerte prematura, dejó a su hijo Leonardo, de dieciocho años, como único heredero.

Leonardo Pereyra Iraola, junto a su primo Martín, hizo un viaje cultural por Europa y Rusia, registrando en su memoria los parques y jardines de la época. Al regresar, fundó la estancia San Juan y comenzó con la cría de ganado. Además, empezó a sembrar el vivero de su estancia que, tiempo después, se convertiría en un inmenso monte de cuatro mil plantas con especies traídas de Europa y Australia. Y gracias al asesoramiento del paisajista belga Carlos Vereecke, se logró un elegante diseño del parque.

Años posteriores, con la división del terreno entre los hijos y después entre los nietos, se llamó San Juan Chico a un lote de 45 hectáreas donde, antiguamente, se encontraba uno de los puestos principales de esta importante estancia. Esta parcela, con un gran potencial para Eidico, fue analizada minuciosamente para corroborar que cumpliera con todos los requisitos necesarios para el desarrollo de un barrio. El saldo positivo hizo que se empezara a trabajar para lograr el objetivo y, naturalmente, el proyecto heredó el nombre de San Juan Chico.

Las virtudes del proyecto
Esta excelente fracción de tierra se encuentra a sólo veinticinco minutos de Capital Federal, y su acceso por calle asfaltada se encuentra a 1000 metros de la autopista.

Vecino a los barrios Abril y Greenville, San Juan Chico se ubica en una zona ya consolidada, con áreas comerciales y colegios. Dispondrá de varios espacios verdes, lotes a la laguna, sector deportivo con dos canchas de tenis, una de fútbol y un salón de usos múltiples. Entre las obras de infraestructura, el barrio contará con redes subterráneas de electricidad, agua, cloaca y gas. Además, como en todos nuestros proyectos, tendrá alumbrado público, asfalto con cordón cuneta, pilares domiciliarios de servicios, parquización y edificio de acceso.

Los altos valores de los barrios circundantes hicieron que fuera una ventaja lanzar un proyecto bajo el sistema al costo, a un 50% del valor real del mercado. Si bien San Juan Chico tenía todos los condimentos para que fuera un producto exitoso, había ciertas dudas sobre cuánto tiempo se tardaría en suscribir el 100% del proyecto. “Junto a la inmobiliaria O´Keefe, que nos acompañó en la comercialización de los lotes, no nos animabamos a adelantar un resultado. Lo único que buscábamos era que se suscribiera; que se diera en dos días o en dos meses era lo de menos. Por suerte, la gran aceptación del proyecto hizo que la suscripción fuera un récord de 48 horas”, comentó Jorge Von Grolman, Jefe Comercial.

Dado el rotundo éxito de San Juan Chico en tan corto plazo, hubo muchos interesados que quedaron sin poder acceder a un lote. Siempre está la puerta abierta para nuevos proyectos en la zona. Esperamos que este desembarco en Hudson sea el inicio de muchos más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *