Pequeña elegancia

Empezaron sin imaginar dónde llegarían, pero con la certeza de que era la senda indicada. Un camino de diversión, creatividad, esfuerzo y estilo. Mujeres emprendedoras con un fuerte acento en la ropa infantil. Sus prendas ponen sobre el tapete lo clásico, lo elegante, “lo de antes”, y visten a bebés, niños y niñas con el amor y la delicadeza con los que una madre engalana a sus hijos. Acá, dos historias de cómo, desde un simple curso de costura, surgieron diseños que ya son marcas con fuerza e impronta.

Texto: María Stellatelli – Fotos: Mariana Delfino / Rosario Lanusse

VOLADOS DE OTRO TIEMPO – Peek-a-Boo

Un curso de costura se convirtió en la excusa perfecta para que madre e hija compartieran un rato juntas. El mismo curso fue, tiempo después, lo que dio origen a esta cálida marca de ropa infantil. Con la estampa de lo clásico y un local “de amigos”, Peek-A-Boo enamora a grandes y chicos.

Entrar al local es como entrar al cuarto de un bebé. Rosa y celeste en los estantes. Ositos de peluche. Canastos. Almohaditas. El sol de las cinco de la tarde se cuela por la ventana e inunda de calidez el lugar.

Mónica y Agustina Tiesi son madre e hija, y también son socias dedicadas a la moda de niños. Empezaron con este proyecto hace varios años  mientras buscaban algo en lo que trabajar juntas y divertirse. Así surgió Peek-A-Boo, primero bajo la forma de ferias caseras, hasta convertirse en un encantador local ubicado en La Horqueta cuatro años atrás.

TODO EMPEZÓ POR UN PIYAMA

Agus se sonríe todavía cuando se acuerda de aquel piyama. Uno de niñas que usaron ella y sus dos hermanas. Y ése fue el primer modelito que, sin imaginarlo, sería la semilla que diera nacimiento a Peek-A-Boo.

Mónica ya había hecho un curso de costura, y en seguida ambas se perfeccionaron en moldería, corte y costura, y empezaron a sumar ideas. A partir de la ropa que tenían guardada de su misma infancia diseñaron prendas nuevas. Y fue eso lo que dio la estampa que caracteriza a Peek- A-Boo: “es ropa como la que se usaba antes”.

Fotos: Mariana Delfino

VESTIRLOS COMO ANTES

El gran distintivo de esta marca y lo que Mónica y Agus no se cansan de buscar es que lo que producen luzca como la ropa que los hermanos Tiesi usaban de chiquitos. “Es ropa pensada especialmente para niños y no ropa de grandes en tamaño de niños”.

Entre los modelos se destacan el rosa y el celeste, volados y bordados, ropa clásica y de buena calidad para usar todos los días. Éstas son las propiedades que hacen que sus clientes, siempre fieles, vuelvan por más.

UN LUGAR DE AMIGOS

Así lo describe Mónica, a quien le encanta charlar con la gente que entra al local. Muestra con entusiasmo sus prendas, transmitiendo el amor que ponen en cada una. Y todo aquel que entra las saluda por su nombre, como si las conociera de toda la vida, porque con cada uno, ellas generan un vínculo.

Pero Peek-A-Boo no sólo es un lugar de amigos por la afinidad con los clientes. La amistad empieza por casa. Y es que Mónica y Agus tienen una relación muy linda y fuerte. Se divierten trabajando juntas, aman lo que hacen y disfrutan de sus tiempos de trabajo y de charlas. Y planean seguir expandiendo sus productos y cruzar fronteras.

COMO VESTIR MUÑECAS – Gaby Design

Así empezó todo, como un juego. Como si se tratara de vestir muñecas, pero en tamaño real. Gaby Busquet es dueña de una casa de ropa para chicos llamada Gaby Design. Hace algunos años abrió su local en la galería Las Brujas, en La Horqueta, barrio al que se mudó cuando todavía no había más que terrenos vacíos y algunas pocas casas. Hoy también se dedica a diseñar vestidos de Comunión y de novias.

CON VUELO PROPIO

En una zona en la que no había mucha actividad para hacer, Gaby buscó la suya. Empezó a tomar clases de costura con una amiga sin saber que eso, años después, daría inicio a un mundo nuevo.

La primera vez que agarró una máquina de coser no imaginó el lugar en el que se encuentra hoy. Sin embargo, con los años descubrió que la pasta de emprendedora la lleva en la sangre. Así también recuerda a su padre. Y aunque conlleve sacrificar cosas, jamás se achica ante un nuevo desafío.

Sin embargo, Gaby siempre tuvo en claro su norte y jamás descuidó a su familia por su trabajo. “Yo creo que crecí hasta donde pude y quise crecer, porque siempre tuve algo muy claro, mi familia estaba primero”.

Desde que se despierta hasta que se va a dormir su imaginación vuela repasando colores, combinaciones de texturas, telas suaves. Disfruta de hacerlo, de pensarlo y de imaginar cada detalle hasta verlo realizado.

Fotos: Mariana Delfino

LA BELLEZA QUE NUNCA SE DESVANECE

Decía Audrey Hepburn que la elegancia es la única belleza que nunca se desvanece. Ésa pareciera ser la dirección de Gaby también. “Mi inspiración es la elegancia”. En cada prenda busca la perfecta combinación de buena calidad, estilo clásico, tonos pasteles y, más que nada, elegancia. Cuando las señoras entran en su local a buscar regalos para sus nietos sonríen al ver el estilo delicado, con terminaciones bien cuidadas y ropa fina. “Sienten que están regalando algo que a ellas también les gusta y eso no es muy fácil de encontrar hoy en día”.

ENTRE ORGANZAS Y PUNTILLAS

Hace tres años, Gaby empezó a dedicarse también a los vestidos de Comunión. Empezó a incursionar en telas más delicadas como organzas, encajes y puntillas. Lo que más disfruta del mundo de las Comuniones es el vínculo directo con las chicas en una ocasión tan especial para ellas.

Definitivamente, Gaby Busquet es una apasionada por lo que hace. Su alma de emprendedora sigue intacta y sus ganas de crecer y conocer cada vez más nuevos mundos se notan en cada paso que da.

{AG template=”galleryView”}pequena-elegancia{/AG}

CONTACTOS

PEEK-A-BOO
Maestra Vicenta Ravelo 12, La Horqueta, San Isidro
(15) 5958 6615
peekaboo.bk@gmail.com
FB peekaboobabyandkids

GABY DESIGN
Galería Las Brujas
Blanco Encalada 2245, La Horqueta
Piso 1, Local 37
(15) 3128 2082
4743 0111
FB ropa para niños Gaby-Design
gabydesign@yahoo.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *