Nice Deco, descubrir una pasión

La profesión terapéutica era el punto en común más fuerte de esta madre y esta hija, hasta que la decoración se topó en sus caminos. Hoy disfrutan de una pasión compartida que les ha dado muchas satisfacciones.

Un ambiente laboral totalmente distinto es el que frecuentaban Haydée Giqueaux y Julieta Río, madre e hija, antes de unirse como socias en @nice.decobsas, un proyecto de muebles y decoración. La primera, psicopedagoga y orientadora de padres y familia; y la segunda, psicóloga y profesora de yoga de niños y jóvenes, se reencontraron en una nueva faceta, emprendiendo en un rubro distinto. En realidad, en el fondo, las chicas siguen haciendo lo que tanto saben, pero en otro contexto: escuchar a la gente. Ahora con la decoración en el centro y ya no como un hobbie, buscan la personalización en cada encargo, convertirse en asesoras y acompañar el proceso creativo del cliente.

Los primeros pasos de trabajo compartido antes de este proyecto los dieron con esas charlas interminables de reflexión acerca de sus diversos puntos de vista, teorías, miradas y experiencias de la tarea terapéutica. Ahora se animaron también a compartir el diseño, la estética, la decoración. “Buscamos crear ambientes lindos, ambientes con alma, con sentido y sello propio. Que tu propia casa te inspire, te represente por el orden, la comodidad, la armonía”, nos cuenta Juli.

Con materiales nobles pero a la vez prácticos y de fácil mantenimiento, las chicas crean los diseños de sus muebles a partir de experiencias, viajes, historias familiares y la misma naturaleza. Con mucha sensibilidad y una mirada inquieta, diseñan sillones, mesas bajas, mesas de arrime y de comedor, bibliotecas, sillas, banquetas, cunas, camastros, muebles de exterior. En madera, tapizados o con fundas, se especializan en la confección a medida, adaptando sus productos a las necesidades de cada cliente. Trabajan con petiribi, y también introdujeron el álamo y el zoita, y para exterior, aseguran, no hay nada mejor que el lapacho.

Renovar el alma

El servicio de restauración que presta esta dupla tiene por objetivo transformar esos muebles, muchas veces heredados, con una larga historia familiar y llenos de recuerdos, en protagonistas de un ambiente que revele nuestra identidad. En ocasiones, sólo es necesario un toque exclusivo y personal para revestir una casa. Es un proceso 100% artesanal, en el que se intenta resaltar la belleza de un mueble sin alterar su calidad. 

“Restaurar quiere decir rescatar el alma de aquel mueble que se pensaba tirar o regalar. Con un poco de idea y de onda, el mueble cambia y encuentra su lugar en la casa”, afirma Juli.

El primer empujón de familia y amigos

Nos gusta decir que los proyectos como este toman vida gracias al apoyo incondicional de un montón de personas que rodean a cada emprendedor. En este caso, con dos showrooms, uno en San Isidro, otro en Rosario y envíos a todo el país, la familia y esos amigos fieles que siempre están son los que se llevan el más preciado agradecimiento. Las chicas sintieron el sostén de toda esta gente, el primer público de Nice Deco, que fueron los primeros clientes y los que lograron que los pedidos se fueran multiplicando. 

Con la idea de seguir desarrollando ideas y productos propios, están trabajando en una línea de cama, en mantelería, mantas y fragancias. Soñar alto es el objetivo y hacia allí se encaminan.

Contacto

IG: @nice.decobsas

Web: www.nicedecoracion.com

Showroom en San Isidro y en Rosario

Mail: info.nicedeco@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *