¿Qué debo tener en cuenta a la hora de sembrar?

Texto: María Laura Vidal Bazterrica  – @itasflowers–  Fotos: Pachu Tufro

Cuando hablamos de la siembra, nos encontramos frente un tema en el que no somos expertos. Pero cada vez nos interesa más aprender sobre esta tarea y nos entusiasma la idea de hacer nuestro propio jardín.

El término “sembrar” proviene del latín, de la palabra “seminare”,  que significa “poner semillas”. Otra alternativa para desarrollar nuevas plantas es la propagación, que incluye diferentes métodos: división de matas, esquejes o sembrados. El método más rápido y efectivo será distinto para cada especie.

¿Cómo puedo obtener semillas?
La flor da un frutos, y cuando estos se secan podemos recolectar sus semillas. Aún estando en la planta, cuando las semillas se secan toman un color oscuro, entre marrón y negro. Las únicas que se recolectan cuando están verdes son las de las Anémonas. También es válido comprarlas envasadas en semillerías, viveros y agropecuarias.


¿Cómo saber si las semillas germinarán?
Si fueron cosechadas ese mismo año lo harán sin problema. También podemos colocarlas en un vaso de agua: si flotan significa que están muertas, si permanecen en el fondo quiere decir que están vivas. Si decidimos compramos envasadas es fundamental chequear la fecha de vencimiento, ya que cuando las semillas se vencen pierden su poder germinativo. También es clave que el envoltorio esté sano y que no tenga pérdidas.

¿Cuándo las planto?
Las semillas no se plantan enseguida de haber sido cosechadas. Antes es necesario limpiarlas y quitarles la tierra y el resto de los tejidos. Una vez secas se guardan en un sobre de papel madera cerrado, bien identificadas con nombre y fecha en un lugar fresco y sin humedad como la alacena. El lavadero, ambiente con poca luz, es uno de los espacios ideales para cuidarlas hasta que llegue el mes de su plantación.

La siembra y sus variantes

No todas las semillas se siembran igual, existen diferentes métodos:

  • Método de asiento: Se coloca la semilla en el lugar definitivo, a suelo directo.
    Ejemplos: Alelí, Amapola, Caléndula, Zanahoria, Espuela de Caballero, Bellis, Gypsophila, Lupines, Taco de Reina, Escabiosa, brócoli, zapallitos, melón, calabaza, pimiento, remolacha, albahaca, espinaca.

  • Método de almácigo: Se siembra en bandejas especiales llamadas “plugs”. La ventaja de este método es que permite controlar el riego, la luz y la temperatura con más facilidad. Además, es ideal para generar el ambiente perfecto para cada semilla según sus necesidades y nos ayuda a protegerlas de las fuertes lluvias.

Una vez que las semillas brotan se trasladan a un envase más grande, y más tarde al suelo definitivo.

Algunas de las especies que se siembran en almácigo son: Impatiens, Alyssum, Campánulas, Conejitos, Coral, Zinnias, Lobelias, Petunias, Violas, Asclepia, Leonotis, Copetes, trébol blanco, eneldo, lino, perejil, lechuga, berenjena, tomate.

¿Qué sustrato necesito?
Tanto para la siembra directa como para el método de almácigo se requiere un sustrato de buena calidad, con perlita, humus de lombriz o turba. Es importante que esté limpio de malezas, pero sobre todo que esté suelto y liviano. Podemos prepararlo nosotros mismos o comprarlo. Agregar carbón vegetal partido ayudará a evitar el ataque de hongos.

¿Puedo esterilizar la tierra?
¡Sí! Se puede colocar la tierra en un tacho grande y llevarla al fuego durante 15 o 20 minutos, o bien echarle agua hirviendo directamente al suelo.

¿Cómo mantengo el sembrado?
La semilla brota por la humedad del suelo, no por la cantidad de agua, por eso es importante que el riego sea suave, parecido a una llovizna.

Es imprescindible realizar raleo y quitar aquella planta que creció casi por encima de la otra para evitar que mueran las dos. Se elige la más grande y se quita con cuidado.

¿Cuándo se planta cada especie?
En otoño se siembran las especies que florecerán a partir de septiembre. Al final de la primavera cosecharemos sus semillas y las guardaremos hasta el otoño siguiente. Ejemplos: Alelí, Amapola, Caléndula, Macetillas, Espuela de Caballero, Lino.

Aquellas que florecen en verano y en otoño se siembran a fines del invierno y a principios de la primavera. Ejemplos: Reina Margarita, Centaurea, Taco de Reina y Cosmos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *