Flores para mis canteros

Visitar los viveros en noviembre es un paseo diferente y estimulante. Llegó la primavera propiamente dicha con árboles, arbustos, trepadoras, herbáceas y florales que revisten de vida a nuestros  jardines. Estamos por empezar un shopping único, tentador, colorido, perfumado y muy alegre. Recomendamos buscar lápiz y papel así vamos juntos de compras al vivero. 

Azahares y jazmines

Nuestro primer objetivo será encontrar especies vegetales con perfume, y para esto sabemos que contamos con grandes variedades de aromas con los jazmines y los azahares. 

Los cítricos como el naranjo, el pomelo, el mandarino, el limonero están que explotan con sus flores blancas, que son visitadas por abejas que bailan felices a su alrededor. Estos árboles necesitan sol, buen compost y ser tutorados los dos o tres primeros años.

Porte medio

Si hablamos de árboles de porte medio, podemos pensar en Catalpa Speciosa; Jacarandá de flores lilas, y ahora también se puede plantar el de flor blanca; Ceibo, que evoca nuestras flor nacional; Aguaribay (Schinus areira), conocido como falso pimentero, cuyas hojas delgadas compuestas nos brindan una sombra densa mientras florece. 

El Algarrobo blanco (Prosopis), cercano al Guarán (Tecoma stans), y junto al Aliso de río (Tessaria integrifolia) forman un bosque colorido a distancia.

Los arbustos, Olea texana y Ligustrina, perfuman los cercos perimetrales de color blanco con sus hojas brillantes y suaves. 

Los Lapachos ya nos despiden dejando sus semillas protegidas dentro de sus chauchas, vestidos ya con todo su follaje. 

La Barba de chivo (Caesalpinia gilliesii, arbusto) ya está en los viveros y es ideal para ubicar cerca de la entrada con sol y media sombra. Florece durante toda la época de primavera-verano en los tonos amarillos y rojos. Si la mezclamos con la trepadora arbustiva Aljaba (Fuchsia), lograremos tener muchos meses de color nativo. 

Trepadoras y algo más

El botón azul, así lo llamamos por su flor con esta forma, es el Solanum rantonnetii, y es ideal para que trepe sobre un techo de zinc, por ejemplo, compartiendo el espacio junto a los jazmines de leche (Trachelospermum).

Qué decir de las miles de variedades de rosales trepadores y arbustivos, tantos que necesitaríamos más metros de los que disponemos, ¿no?

Descubrimos una nativa, Cedrón del monte (Aloysia gratissima), especie con usos medicinales cuyas flores blancas visten este arbusto en noviembre. 

A la Calliandra parvifolia la llaman la flor de seda. Es una trepadora de color rojo que invita a los polinizadores a visitarla, y es increíble que funcione en esos lugares sombríos y abandonados. 

Qué decir del Jazmín Paraguayo (Brunfelsia), con su perfume tan atrapante. Sus tonos lilas y blancos inundan cada centímetro del balcón o terraza, ya que funciona muy bien en maceta grande. 

Las trepadoras, perfumadas como la Madreselva, y la Thunbergia grandiflora nos brindan aromas y colores durante toda la primavera y el verano. 

Vestir los canteros

A los canteros se los puede decorar con múltiples especies. Acá una selección: Amapolas, Espuela de caballeros, Niguerias, Agapanthus, Verbenas, Salvias greggii, Gauras, Hemerocallis, Salvia Guaranítica, Achiras, Penstemu, Scabiosas, Melianthus, Astromerias, Dietes a pleno sol protegidas por Pavonias y Euryops. 

Para lugares sombríos están los Acanthus, Calas y Salvia Uliginosa que junto al follaje de la Alocasia y Alpinias, cubren el espacio mes a mes sin que nos demos cuenta.

Las flores de primavera son muchas: Allisun, Nepetas, Lobelias, Alegrías del Hogar, Petunias, entre otras, nos ayudan a cubrir en macetas o finales de bordura, con poco mantenimiento. 

Cada especie, más allá de su tamaño, necesita un mínimo de cuidado que es agregarle al plantar compost, humus de lombriz y, cuando se trata de suelos ácidos, turba. Podar las flores marchitas nos ayudará a prolongar su época floral y a mejorar su sanidad. 

Un jardín es arte, un escenario cambiante, perfumado y con historias que nos despiertan recuerdos y sentimientos. Es fuente de sabiduría y solo nos demanda un poco de nuestro tiempo. Noviembre es la verdadera primavera puertas afuera.  De compras al vivero es un paseo necesario cada mes. ¿Vamos?

María Laura Vidal Bazterrica – Paisajista – @itasflowers

Contacto: 15-4991-6073 – marialauravidal@hotmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *