Feria de consumo responsable

La huella ecológica de los productos, junto al impacto ambiental de su fabricación son fundamentos que motivan a la hora de comprar.

Microcentro no parece microcentro un domingo a la mañana. El corazón de la Ciudad de Buenos Aires muestra otra faceta sin tantos colectivos aturdiendo, sin el atolon-dramiento y las miles de personas yendo y viniendo a un ritmo frenético. En este contexto, con el sol de invierno en las espaldas, extranjeros echándole un vistazo a la plaza más histórica del país y las campanas de la catedral dando aviso de la siguiente misa, el Gobierno de la Ciudad generó un espacio al aire libre para la instalación de la Feria de Consumo Responsable, en la que emprendedores indepen-dientes ofrecen sus productos sustentables procurando divulgar el respeto por el medio ambiente.

Todos los domingos de 10 a 18 hs., Diagonal Sur al 500 (Av. Presidente Julio A. Roca) se cierra al tránsito para que, convertida en peatonal, muchos stands de jóvenes diseñadores y artistas se instalen a lo largo de esta avenida. Con el objetivo de promover la sustentabilidad y el consumo responsable, todos los productos y servicios ofrecidos son de bajo impacto ambiental, hechos con materiales reciclados o reutilizados.

Hay stands que se mantienen fijos todos los domingos y otros que se suman de acuerdo a la temporada y a la estación. Green Glass está siempre presente con sus productos de vidrio reciclado. Gracias a los residuos que muchas personas tiran en sus tachos de basura diariamente sin darles una segunda oportunidad, estos artesanos del vidrio moldean aquel material tan valioso para generar vasos, lámparas, platos, bandejas y muchas cosas más.

Manuela Figueroa también participa todos los domingos de esta feria con Miscelánea Total, su emprendimiento de cuadernos de ciento cincuenta y doscientas hojas hechos con materiales reciclados y de costura reforzada. Siempre Fieltro, a cargo de Cony Álvarez Rondan, se especializa en carteras, sombreros, pantuflas, flores, chalecos y bufandas de este material tan noble y amigable con el medio ambiente.

Una chilena y una peruana llevan adelante, desde el año 2012, ReciclandoAceite, con el que intentan que su paso por la Tierra sea lo más respetuoso posible. Su granito de arena es promover el reciclaje de aceite vegetal usado, así como también implementar prácticas sustentables a nivel industrial e institucional. A partir de la materia prima recolectada de este reciclaje, fabrican el jabón ecológico Bawi, un jabón humectante, antiséptico y biodegradable.

Este mercado urbano a cielo abierto le da la bienvenida a cualquier emprendedor sustentable que busque un espacio donde mostrar sus productos o servicios. La moda sostenible es también una iniciativa para introducir a las jóvenes generaciones nuevos hábitos de consumo y arrastrarlos hacia prácticas que protejan los recursos de nuestro mundo. Es la vuelta a la raíz de una cultura que busca alternativas al consumo tradicional y, a su paso, quiere contagiar a todos los que se acerquen.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *