Escribir como terapia

¿Por qué escribimos? Escribimos por muchas razones: para organizar nuestras ideas, para registrarlas y poder recordarlas, para descargar enojo, miedo, decepciones, y poder desintoxicarnos sin dañar a otros. Escribimos para procesar y aprender cuando las cosas se complican, para expresar a otros nuestras ideas sin perder el hilo y el foco. Escribimos para expresar aquello que nos da miedo hablar cara a cara, para recordar cosas y liberar a nuestra mente de tanta información. No todos somos novelistas, ensayistas o poetas, pero escribir es un recurso que está al alcance de todos. La escritura abre y cauteriza al mismo tiempo las heridas.

2 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *