Entre ladrillos

entre-ladrillos-01

Un camino desafiante con tres carriles: convertirnos en una alternativa de acceso a la vivienda, mejorar la construcción de las casas y formar un equipo fuerte. Esto es lo que estamos recorriendo en Eidico Casas.

En este contexto en el que la tecnología pareciera no tener límites y la impresora 3D se impone como la solución a todos los problemas, nos parece que vivimos en la era de la perfección. Dispositivos inteligentes, Internet de las cosas, realidad aumentada… Todo indicaría que los errores son el pasado y la simplicidad, el futuro. Sin embargo, cuando nos sumergimos en las ventajas que estos avances ofrecen, seguimos descubriendo limitaciones y nuevos problemas. Lejos de una crítica al progreso, la realidad sigue siendo la misma: la perfección es la aspiración y la meta que nos orienta. Y en nuestro negocio no es difícil perder la calma frente a la imperfección que no encuentra lugar en nuestras cabezas por un lado, y en la de los futuros habitantes de las casas, por el otro. Nuestra misión en Eidico Casas es muy clara: ofrecer una alternativa para acceder a la casa propia. Sin embargo, el camino está lleno de obstáculos y desafíos paralelos. Primero, abrir un camino en la Argentina de hoy para que los jóvenes vuelvan a soñar con la casa propia. Segundo, aspirar a la perfección en la construcción de las casas partiendo de la base de que se trata de un trabajo completamente artesanal. Y tercero, convertirnos en un equipo de trabajo de alto potencial que estimule el desarrollo profesional individual y genere un clima de innovación sostenida.

entre-ladrillos-04

Ser los primeros
Cuesta abrir camino, levantar la mano, decir la primera palabra… Presentar algo diferente. Cuesta y está bueno al mismo tiempo. Lo nuevo gusta, tienta y contagia. Pero del dicho al hecho… eso es lo que cuesta. Cuando empezás a trabajar y te das cuenta de que para lograr tu objetivo hay que dar (y esperar que otros den) varios otros pasos, la meta comienza a alejarse. Entonces el ideal choca con la realidad, y en nuestro caso la realidad era poco alentadora: trámites de aprobaciones, requisitos municipales, trabas burocráticas y una pared de desconfianza alrededor de las propuestas de vivienda para las familias jóvenes. Proyectos fantasma merodeaban como espectros alrededor de las propuestas de primera vivienda. El alquiler había conquistado el imaginario colectivo y parecía que había decidido quedarse para siempre. Salir al mercado sin experiencia previa en la construcción de casas fue toda una apuesta. Sin embargo en 2015 alcanzamos las mil treinta suscripciones. Para lograr este resultado nos ayudó la marca Eidico que ya tenía peso propio, la voz de los primeros en comunicar este proyecto y las ganas de los jóvenes que vieron en esta propuesta una chispa de ilusión.Siempre vamos a estar especialmente agradecidos con aquellos que confiaron en nosotros aun cuando no teníamos nada que mostrar, los primeros en suscribir cuando nunca habíamos construido una casa.

entre-ladrillos-02

Aprender y emprender
Olvidar tu tarjeta personal, guardar en el pendrive la presentación incompleta o mandar un mail sin el adjunto que aseguramos. Todos conocemos lo que cuesta equivocarse; luego se corrige y la vida sigue. Pero en la construcción, un error por despiste cuesta caro, y cuando pensamos en las veinticinco personas que intervienen en la obra de una misma casa, cada una con su imperfecta humanidad, el panorama se vuelve gris. Claro, cuando nos quedamos con los puntos flojos y olvidamos el 95% del éxito alcanzado. Cada ladrillo colocado depende del pulso, la concentración, la motivación y tantas otras variables que afectan la tarea. Lo mismo sucede con el armado de las ventanas, el cableado, las instalaciones… Ser conscientes de que estamos lejos de ser perfectos es algo que se experimenta cada día. Podemos ser buenos, muy buenos o excelentes, pero nunca estaremos exentos de errores. Sin embargo, cuando encontramos un error en una casa nos agarramos la cabeza y pensamos “no puede ser”.
Desde luego que al principio los errores eran más, y con el tiempo fuimos afilando el ojo y adelantándonos a los imprevistos o errores frecuentes. En 2015 terminamos una primera versión del Manual de Construcción con precisiones a tener en cuenta en la obra de una Eidico Casa. El manual incluye observaciones para obtener mejores resultados, errores a evitar, cómo aprovechar el material de la mejor manera, y demás aclaraciones. Seguimos aprendiendo este rubro y para esto no podemos dejar de emprender.

entre-ladrillos-05

entre-ladrillos-07

Equipo de alto rendimiento
Empezamos como un equipo chico muy parecido a cualquiera de los que formamos para el lanzamiento de un barrio. Fuimos creciendo y con los años, algunos cambios. Nuestro equipo empezó a tener subgrupos de trabajo: directores de obra, jefes de proyecto, sector comercial, Departamento de Entrega. Nos convertimos en un grupo compacto, lleno de caras nuevas, que se mueve con otro ritmo y maneja otros tiempos. Puertas adentro somos los que ensuciamos los pasillos de la empresa con la tierra de las obras, los que hablamos de plateas, vigas y losas. Los que una vez por mes nos juntamos en las “Oxigenaciones” para solucionar los problemas que nos traban creando un espacio de diálogo y fortaleciendo los vínculos. Somos los que andamos con casco, los que trabajamos desde un obrador y cruzamos los dedos cuando llueve fuerte. Hoy somos veinticuatro y cada vez seremos más, porque Eidico Casas está creciendo rápido y el sueño del techo propio mantiene su ímpetu. Sabemos que los errores y los obstáculos son parte de la rueda que gira hasta alcanzar una meta. Nos mantenemos firmes porque las casas son cada vez mejores, el equipo se fortalece y nuestra meta es cada vez más clara. El camino es largo, los carriles rectos y el motor que nos mueve tiene combustible para rato.

entre-ladrillos-06

entre-ladrillos-08

¿Sueños profesionales o profesionales que sueñan?
“¿Cómo te imaginás Eidico Casas en su máximo esplendor?”, les preguntamos. Esto es lo que contestaron algunos miembros del equipo:

Nicolás Degano (42) – Director de Eidico Casas
“Veo al sistema eidico casas posicionado como uno de los medios más accesibles y concretos para que las familias puedan acceder a una casa. la falta de crédito en la argentina es un problema histórico, e inclusive en los pocos momentos en los que hubo crédito, la informalidad del trabajo hizo que mucha gente no pudiera cumplir con los requisitos que exigían los bancos”.  

Damasia Revigliono (40) – Directora Asociada
“Me imagino a nuestro sistema reconocido en todas partes, llegando, incluso, a familias del interior del país, con un equipo de trabajo que responda a semejante demanda con el espíritu de compromiso y gestión responsable que nos inspira hoy”.

Mariano Maddalena (28) – Jefe de Proyecto
“Me imagino eidico casas en muchas localidades. Miles de familias orgullosas de haber cumplido el sueño de llegar a la casa propia”.

Axel Torrassa (28) Director de Obra
“Me imagino construyendo y entregando cada vez más y más casas a nuevas familias, con una estructura más grande, pero manteniendo siempre la misma esencia”.

Mariano Dhers (23) – Asistente de proyecto
“Hay distintas miradas de esplendor. por un lado pienso mucho en el esplendor del barrio abierto y la comunidad que pueda llegar a generarse. Por otro lado, esplendor en cuanto al acceso a la vivienda que ofrecemos. sería muy bueno buscar variantes para ser cada vez más accesibles a poblaciones con menores ingresos”.

Agustín Morgan (30) – Jefe de Proyecto
“Me imagino quinientas casas en construcción por año. un equipo consolidado y una comunicación fluida durante todo el proceso ”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *