Elementos decorativos en nuestro jardín

Texto: María Laura Vidal Bazterrica  – @itasflowers

El arte de diseñar un espacio exterior no solo tiene que ver con la elección de especies vivas que plantamos, sino también con la inclusión de elementos ornamentales o estructurales que hacen que el jardín sea, además de cómodo y práctico, agradable.

A continuación, mencionaremos distintos tipos de elementos ornamentales que pueden ser incluidos en el jardín, haciendo hincapié no solo en la belleza que aportan al ambiente, sino también en su funcionalidad.

Estructuras verticales

Los elementos verticales crean, sin dudas, una sensación de profundidad y de amplitud. En el exterior de nuestro hogar, podemos colocar una pérgola de hierro, caña o madera, según la arquitectura de la casa. La misma puede pintarse de gris, verde oscuro, negro, blanco o azul; incluso se puede esmaltar o patinar para no perder las vetas, en caso de elegir una pérgola de madera.

Las especies vegetales que se planten alrededor no deben competir con la estructura, sino más bien acompañarla. Es ideal incorporar plantas como: Hortensias, Buxus, Pitosporum Nana, entre otras.

Macetas que disfrazan

Muchas veces las macetas son la solución para camuflar aquellos sectores donde hay desagües, caños a la vista o encuentros entre muros de diferentes alturas. Es importante elegir la maceta muy cuidadosamente para que no parezca que simplemente “la tiramos” allí.

Hoy el mercado ofrece variados colores y estilos: Esmaltadas, de fibra de vidrio, de fibrocemento, madera, plástico, terracota y con estucado. En cuanto a sus formas, existen macetas ovaladas, redondas, cónicas, en forma de cubo o de prisma. ¡Hay para todos los gustos!

Pisos

Podemos combinar diferentes materiales, colores y figuras geométricas y hacer de algo tan básico como el piso, un elemento bello para nuestros ojos. Las piedras, solas o en conjunto, transmiten energía y paz interior.

Detalles

Una simple canilla puede ser muy útil para decorar un espacio, crear un rincón romántico, o bien para tapar una pared. Además, el sonido del agua fluyendo suele transmitir paz y tranquilidad.

En www.robinet.com.ar podrán encontrar varias, de diferentes colores y con distintos diseños.


Los muros

Estos en general no ayudan en la belleza del jardín. Son más bien elementos contenedores del espacio y muchas veces interfieren en nuestra visión.

Al costado de los muros que bordean las piletas, por ejemplo, el espacio para plantar especies vegetales suele ser reducido. ¿La solución? Unas cañas secas, apoyadas o plantadas, nos sirven para cubrir, ampliar, decorar y darle altura al espacio. Otra alternativa es trabajarlo con fósiles, o pintar el muro aplicando diferentes técnicas.

Ilusiones ópticas

Diseñar espacios significa engañar a la vista. Es trabajar para crear sensaciones. Un banco al final del camino, por ejemplo, nos genera una sensación de continuidad; nos hace preguntarnos qué más habrá al final del recorrido y nos invita a caminar todo el sendero.

Todo elemento que conviva en armonía con su entorno, acompañará y resaltará la arquitectura de la casa. Se trata simplemente de ser creativos, salir un poco de las estructuras y pensar que en nuestros jardines, patios internos, balcones y terrazas podemos crear bellas obras de arte.

 

 

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *