El tercer idioma en los colegios bilingües

Por Paz Ferreyra Revol.

Es común que en los colegios bilingües se enseñe un tercer idioma. En general se brinda un pantallazo del mismo en los últimos tres años del secundario. ¿Vale la pena esta mínima introducción?

Si bien suelen ser pocas las horas semanales que se dictan, la propuesta es sumamente interesante.

En el mundo globalizado en el que vivimos, saber inglés pasó de significar un privilegio a ser algo básico y fundamental para el desarrollo y el progreso profesional en cualquier área, incluso para las relaciones sociales. En muchas ocasiones se destacará entonces aquella persona que hable un tercer, o incluso un cuarto idioma.

Como profesora de francés, brindo cada año en mi instituto apoyo escolar a alumnos de colegios bilingües (castellano-inglés). Se trata de una demanda que se repite para el portugués, italiano y otras lenguas.

Tercer idioma: ¿Sí o no?

Ahora bien, algunas de las preguntas que solemos hacernos junto a otros docentes son: “¿Vale la pena esa mínima introducción a un tercer idioma? ¿Es un verdadero objetivo o un tema de marketing del colegio? Los alumnos… ¿llegan a aprender algo o es un “tramite” que hay que cumplir porque la materia es obligatoria?

Y en ese preciso momento llega a clase un adolescente estudioso, realmente interesado en aprender francés (o sea cual fuera el idioma), y ves que con solo una o dos horas semanales en el colegio y otro tanto de entusiasmo y curiosidad logra aprender mucho.

A partir de ahí todo cambia, una se entusiasma y la clase cobra otro sentido. “Este chico quiere hablar otra lengua, se interesa y se esfuerza” me digo a mí misma. Y obviamente lo logra, ¡los resultados están a la vista!

Por consiguiente, la respuesta a nuestro planteo es: “Sí a la enseñanza de un tercer idioma”. Valdrá la pena siempre y cuando sea dado a conciencia, por profesores preparados que sepan y amen transmitirlo. Solo así habrá más interés y mejor respuesta por parte de los alumnos.

Apostemos a nuestros jóvenes, brindémosles herramientas, amor y dedicación y los resultados vendrán solos. Los buenos profesores, ¡vaya que los hay!, cosechan lo que siembran sea cual sea el idioma o la materia que transmitan.

Las ganas y el entusiasmo por enseñar se traducen en ganas y entusiasmo por aprender. ¡Una maravillosa y perfecta ecuación!

 

Contactos

Paz Ferreyra Revol – Directora de Zum Apoyo Escolar y Universitario

FB: Zum Apoyo Escolar

Dirección: Centro Comercial Santa Bárbara Of. 29

Tel: 15-5577-8706

15-5839-2915

Mail: zumclases@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *