BOHEMIAN STYLE

LOS SILLONES

La manera más sencilla y económica de darle un cambio total de look a un sillón es con una manta, un tapiz o una alfombra liviana. Para el Restoration colocamos una manta color habano con borlas en los extremos que le otorga una linda terminación, y para el Boheminan elegimos una manta estilo Handira color gris con lentejuelas plateadas. Las Handiras son mantas de boda marroquíes de origen bereber que las mujeres tejen para la noche previa a la boda, y las bordan con ecos, abalorios y lentejuelas.

El primer lugar que sufre el paso del tiempo y el desgaste del uso cotidiano en los sillones es el asiento y el apoya brazos. Con esta idea de colocar mantas o tapices podemos resolver la situación fácilmente, sin necesidad de retapizarlos o colocarles fundas. Otro tema son los almohadones: es buena idea reemplazarlos por nuevos para logar un efecto distinto, más mullido y que nos invite a sentarnos y relajarnos.

Para el Restoration, combinamos distintos almohadones de diferentes medidas, géneros y texturas en la misma paleta de color. Para lograr que un ambiente monocromático sea interesante es clave jugar con varias texturas y materiales. Para complementar colocamos una manta tejida XL en el apoya brazos que suma un punto más de interés y textura. Los dos sillones chicos mantuvieron la funda original, sólo combinamos los almohadones para lograr una relación más fluida con el sillón principal.

 LAS ALFOMBRAS

Una clave para ambientar cualquier living es delimitar el espacio con una alfombra. Las alfombras cohesionan todos los elementos de la decoración y logran que percibamos el ambiente como un todo. Para el estilo Restoration elegimos un diseño geométrico, dentro de nuestra paleta de colores marrones, tostados y beiges, con un toque de bordó y celeste. Incluir el celeste logra que se integren los sillones más pequeños con el sillón grande, y termina de unir todos los elementos de la decoración.

Para el estilo bohemio, la alfombra elegida es súper colorida, llena de texturas y un toque de brillo. La clave de esta decoración es animarse a sumar combinaciones inesperadas sin miedo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *