Diseño de un ambiente tropical

 

¿Te gustaría contar con una selva en tu propio jardín?

Como consecuencia de un clima cada vez más caluroso y sumado a la modernidad de las viviendas, en los últimos años incorporamos el diseño de jungla tropical.

Pensar en una jungla como inspiración para un cantero en frente de una casa o al borde de una pileta forma parte de los diseños que cada vez son más pedidos por los arquitectos y dueños del jardín. 

Un diseño tropical es sinónimo de frondoso, exuberante, exótico, con texturas grandes y variedad de especies dentro de la paleta verde–amarilla–roja. 

En los jardines de Inglaterra, cuando la mano de obra era accesible para el mantenimiento de la huerta y del jardín, los bananeros y los repollos no podían faltar. Competían entre los terratenientes por quien tenía el jardín y la huerta más exuberante. De allí que las especies tropicales de grandes hojas y colores fuertes eran las protagonistas. 

¿Pensamos un diseño? 

Los Bananeros (Musa x Paradisiaca) dan altura y categoría con sus hojas arqueadas en forma de pluma. Junto a las Strelitzia Nicolai, cuyas flores blancas nos hacen recordar que existe una fauna que debemos cuidar, completan una gran composición. 

Las Alocasias, conocidas como orejas de elefante, además de aportar forma y color verde claro, nos brindan un perfume exquisito y dulce por la mañana. Las Dracenas son arbustos muy fuertes que poseen hojas delgadas y aportan un contraste foliar. 

Como segunda línea, contamos con las Achiras (Canna indica) que nos brindan colores fuertes como los rojos, amarillos y naranjas en sus flores y, junto a su follaje bordó y verde claro, se logra un gran equilibrio. La Aralia, en todas sus variedades, sostiene el diseño todo el año junto a las Cañas de Ámbar (Hedychium coronarium).

La conocida planta de tabaco (Nocotiana sylvestris) aporta aroma y color blanco con sus flores que son fáciles de cultivar. 

Las Boinas de Vasco, cuya floración se da a fines del invierno, también es muy útil para el armado de canteros y, como su nombre lo indica, tiene la hoja con forma de boina que es muy llamativa. 

Los Cosmos, junto a los Aeonium, son cada vez más utilizadas por los diseñadores por tener una flor muy atractiva.

Los Malvones y Geranios se utilizan como primer escalón con la finalidad de ser rastreras junto a la Salvia Procurrens

El Liriope es una herbácea encintada, necesaria para la composición perfecta de cualquier jardín. Su floración es durante el verano-otoño y su gran cualidad es la fortaleza y su bajo mantenimiento. 

El follaje es lo más importante en este tipo de diseños: hojas en forma lanceoladas, redondas y delgadas junto a tonos como el verde-grisáceo, el verde limón, el bordó y el amarillo que nos brindan focos ornamentales los 365 días del año.  

Sabemos que cuando un cantero nos atrae y capta nuestros sentidos es porque fue creado con un criterio paisajístico, aun cuando no encontremos flores. 

Como contraposición al clima tropical, las heladas en este hemisferio sí están presentes. Es importante saber que en los tres primeros años, la imagen de estos jardines se verá un tanto desmejorada. Esto será así por las quemaduras de los fríos en invierno. A pesar de esta realidad, vale la pena el diseño para disfrutar de una jungla tropical propia.

Texto: María Laura Vidal Bazterrica – Paisajista – @itasflowers

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *