DEPORTES ACUÁTICOS: MÁS VIENTO POR FAVOR

Hoy son cada vez más las personas que se suman a la cultura acuática en el Río de la Plata. Los grandes points de Buenos Aires cerca del río, se presentan como la mejor opción para practicar deportes como windsurf, kite, y hasta yoga acuático. Sin importar la edad ni el nivel, todos pueden aprender y vivir la experiencia náutica.

Texto: Let Abramec

Disfrutar del aire libre y a la vez hacer deporte, ya no se aleja tanto. Las actividades acuáticas tienen su circuito y un séquito de fieles seguidores apasionados por la naturaleza y la recreación. San Isidro, Acasusso y Pilar son solo algunas de las zonas claves en las que se pueden encontrar las más concurridas escuelas de windsurf, kite, kayak, buceo y otros deportes acuáticos. Cada una tiene su personalidad y sus actividades, pero a todas las une la pasión por el agua. ¿El objetivo? Divertirse, sentirse saludable y disfrutar del río.

Como en toda cultura hay un ritual que todos cumplen religiosamente, y si hablamos de windsurf y kite, el viento es la clave fundamental para decir “¡Voy!”.

Luchi tiene 27 años y hace cinco se enamoró del windsurf. Siempre disfrutó de los deportes, pero un día conoció la adrenalina de jugar a la par de la naturaleza y hoy el río es su lugar en el mundo: “El windsurf es mi escape de la rutina y me despeja la mente. Es pura energía depositada en algo que me encanta: el deporte, la adrenalina y la pasión. Si hay viento, en media hora ya tengo preparado el equipo para salir a navegar”, cuenta.  Cuando dice rutina, se refiere a los días laborales, porque si en el fin de semana sopla viento, se encuentra con sus amigos en El Ombú, la escuela de windsurf de Acassuso.

Para iniciarse en estos deportes, no se requiere experiencia, juventud ni tabla. Cada escuela tiene su guardería, profesores y equipos para alquilar por clase o por temporada. Y aunque el viento parece un elemento indomable, aprender estos deportes no es tan difícil. Con maña, ganas y un poquito de fuerza y equilibrio, ya se puede empezar a disfrutar. “El deporte no es difícil. Al principio necesitás adquirir conocimientos básicos de náutica para saber cuáles son los vientos buenos o qué fuentes usar para chequear cómo va a estar el clima el fin de semana – una de las mejores es Windgurú-. Si te gusta el deporte en general, lo aprendés enseguida. En mi caso, me tomó cinco clases de una hora y media entender de qué iba la actividad. Después, es como cualquier deporte, cuanto más lo practiques mejor lo vas a dominar”, explica Luchi.

El Ombú, Puerto Tablas, Green Parrot y Club 7 (momentáneamente cerrado) son los espacios más frecuentados por los fanáticos de estos deportes. En todos se puede practicar windsurf, kite y SUP. ¿Cuál es la diferencia entre cada uno? El kitesurf combina el surf y el parapente y, a diferencia del windsurf, se puede practicar con un poco menos de viento. El windsurf, en cambio, es como hacer surf con vela. Mientras, el stand up paddle (SUP) es un deporte que combina la actividad física y la relajación. Vas parado sobre la tabla, y con un remo se va avanzando sobre el agua. Para una experiencia más chic, El Ombú ofrece yoga acuática para practicar en tablas sobre el río. Y si no te alcanza con el Río de la Plata, las escuelas ofrecen viajes a los paraísos más tentadores para hacer excursiones de agua: Los Roques, en Venezuela; Maui en Hawaii y Cabo de Vela en Colombia, entre otros.

Sin dudas, la movida acuática es mucho más que ir hasta el río para lucir canchero sobre las tablas. Detrás de cada vela, hay un apasionado por el deporte y la vida al aire libre, y cada vez hay más opciones para disfrutar de la costa del Río de la Plata.  ¿Te animás?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *