Daru: felicidad que llega en una caja

Las #Darubox (@daru.arg) llegaron para que el arte de regalar pase a ser la excusa ideal para compartir experiencias. Maggie y Luli son las caras detrás de esta fusión de emprendimientos que combina gastronomía, diseño y momentos únicos. 

Amigas primero, socias después, Maggie y Luli se dieron cuenta que tenían todo para emprender juntas. Habilidades complementarias, roles definidos, gastos compartidos y la idea de crear sinergia para lograr un proyecto interesante y rentable. Maggie es Diseñadora Gráfica y Fotógrafa, con el ojo entrenado para captar la esencia de personas, objetos y paisajes. Luli es Diseñadora Industrial y Ceramista, y es dueña de @lucaceramica, un taller donde sus manos son las protagonistas al moldear jarras, vajilla, floreros. 

En una sesión de fotos de sus piezas de cerámica descubrieron que debían explotar de alguna forma esa compatibilidad que las caracterizaba. “Todo fluía, desde la estética hasta la organización. Se despertó algo en nosotras que nos llevó a trabajar juntas”, cuentan las chicas. La imaginación y la creatividad de esta dupla tiene mucho de qué hablar y @daru.arg, su nuevo proyecto dedicado al arte de regalar, nació con ese espíritu. La clave está en planificar, distribuir tareas y tener la libertad para que cada una ejecute según sus tiempos.

Una #darubox para cada momento

¿De qué se trata? Daru es sinónimo de experiencias dentro de una caja, donde cada elemento está muy cuidado y muy pensado para ocupar ese lugar y donde predomina una estética lindísima y siempre armónica, desde el packaging hasta las ilustraciones. Fusionando diversos emprendimientos, se logra que cada caja sea un mundo único con productos especialmente seleccionados que configuran experiencias en torno al té, al café, al mate, al sushi y la última, que está por lanzarse, promete una aventura con el relax como bandera. 

A través de su IG o de su web, las chicas reciben pedidos de todos aquellos que busquen regalar experiencias y contagiar felicidad. Con un cuarto como “depósito” donde guardan todo lo que lleva cada una de las cajas, intentan contar con el combo armado para despachar cuanto antes los encargos. El foco está puesto en generar una gráfica que homogenice la identidad de la propuesta y siga una línea estética que acompañe cada una de las propuestas.

Fusión de experiencias

En noviembre del año pasado, la semilla de este proyecto se había plantado, pero fue recién en julio de este año que Daru se hizo realidad. La pandemia y el aislamiento hizo que tengan tiempo y energía para redondear la idea matriz y así empezar a diagramar las alianzas que la acompañarían. 

“La idea surgió de algo bien propio que nos gusta hacer a las dos, ¡regalar!”, nos dice Luli. Ambas están siempre en la búsqueda de ese regalo único para sorprender a quienes más quieren. Regalos manuales, creativos, personalizados y, sobre todo originales y que marquen la diferencia, es lo que siempre las caracterizó. Esto mismo quisieron plasmar en Daru, y teniendo el taller de cerámica y la fotografía asegurada, convocaron a diferentes emprendedores que quieran aportar su producto para generar una experiencia única. 

Lanzamiento justo a tiempo

El contexto de la pandemia colaboró para que el proyecto tuviera un gran éxito inicial. Es que sí, somos muchos los que quisiéramos estar en el cumpleaños, aniversario o recibida de nuestros amigos y familiares, y ¡qué mejor manera de estar cerca que con un regalo personalizado! A tan solo un mes de su lanzamiento, las chicas ya concretaron las primeras diez ventas y en las redes llegaron a los 1000 seguidores.

“Además, recibimos mensajes de personas que no conocemos diciéndonos que les encanta el proyecto y que lo tendrán en cuenta para el próximo regalo. ¡Muy contentas con cómo va tomando forma el proyecto!”, nos comparten las chicas.

Lo que se viene

Querer mejorar es innovar, por eso con ayuda del novio de Luli están empezando a diagramar estrategias de marketing que hagan crecer el negocio. “De algo que estamos seguras es que si somos fieles a nuestras ideas y principios, ya sean estéticos o morales, iremos siempre para adelante”. 

Sin la familia y amigos que se suman a ayudar con planillas de Excel, recomendando y replicando los posteos y dando amor a este proyecto, nada hubiese sido posible. Hoy el objetivo está en que más personas conozcan las #Darubox porque lo valen, en crear nuevas experiencias y en generar nuevos vínculos, personalizando y ampliando el público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *