Árbol de Navidad

blog-deco-arbol-navidad-01

Llega diciembre y con las reuniones y juntadas de fin de año también llega la Navidad. Estas fechas están rodeadas de fuertes tradiciones y el espíritu navideño se va apropiando poco a poco de cada una de las personas.

Es un momento en que volvemos a pensar en la decoración de nuestra casa o departamento. Y, además del Pesebre, el árbol de Navidad es un ícono que está siempre presente en esta fecha.

¿Cómo decorar el árbol de navidad?
Un árbol espléndidamente decorado puede iluminar el espíritu de las fiestas de todo el que lo vea, por lo que vale la pena esforzarnos en su armado. Vayamos por pasos.

1- Elijamos un buen árbol. Los adornos suman muchísimo, pero no hacen magia. El árbol es importantísimo, es la base. Tiene que tener ramas espaciadas de manera uniforme y forma simétrica que se estreche hacia arriba.

2- Lo ideal es empezar por las luces de Navidad. Deben colocarse desde adentro hacia afuera, empezando por la parte baja del árbol hasta llegar a la copa. Dato fundamental: no nos olvidemos de que las luces son para acentuar al árbol, no para que se noten. Personalmente prefiero las luces sin música, que no parpadeen y que sigan la línea de la paleta de colores elegida (el blanco es una opción segura).

3- Luego vienen las guirnaldas. Hay varias formas de colocarlas, pero la más obvia resulta empezar por la punta del árbol e ir bajando en torno al follaje, describiendo una espiral.

4- Después, al momento de elegir los adornos, debemos considerar el todo antes de dedicarnos a lo particular. Optemos por una paleta de colores (a no desesperar, todos los años hay Navidad, así que a lo largo de los años podemos ir cambiando). Apegarnos a una gama de colores hará que el árbol se vea coherente y completo. Atención, los colores no deben desentonar con el ambiente donde está el árbol.

5- Para terminar, acuérdense del tradicional puntero en forma de estrella para coronar la copa del árbol, salvo que prefieran otro tipo de adorno para darle el toque final.

Adornos y colores
. Para los clásicos, los colores navideños típicos son el colorado y el verde, pero también es buena idea combinarlos sumando algo de dorado y plateado, y de alguna manera darle nuestra impronta personal.

. Para una apariencia invernal minimalista, los adornos tienen que ser únicamente blancos y plateados.

. El dorado, el plateado y el bronce son fáciles de combinar y nos permiten jugar con uno, dos o tres colores.

. Colgar sólo dos tipos de adornos le da un aire austero y sobrio al árbol.

También se puede complementar la decoración con piñas, bayas y otros elementos naturales.

¿Mate o brillo?
Si sólo usamos un color para las esferas, se pueden combinar esferas que reflejen mucha luz con esferas que no brillen; de lo contrario, hay que elegir entre uno y otro.

En cuanto al tamaño de las esferas, lo más seguro es conseguir de tamaños casi iguales. Pero para los más arriesgados, recomiendo conseguir de unos cuantos tamaños diferentes para añadir algo visualmente interesante (simplemente hay que asegurarse de combinarlos de forma que no te quede ninguna conglomeración rara de adornos grandes o chicos).

Posdata
¿Saben de dónde viene la tradición del armado del árbol de Navidad? Hay muchas leyendas que cuentan el significado del arbolito para las distintas culturas, pero la leyenda nórdica, la más popular, sostiene que la sociedad Celta solía adorar con un árbol el nacimiento de Frey, dios del sol y la fertilidad. Después, con la llegada del cristianismo, tal celebración se ajustó al nacimiento de Jesús. El árbol original representa para el cristianismo el amor de Dios y la vida eterna, y su forma simboliza la Santísima Trinidad.

¡Hasta el mes que viene en el que seguiremos con la movida navideña!

Dolly,
FB: foxdecoblog
Instagram: foxdecoblog
foxdecoblog@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *