ANIVERSARIO PAPAL

Francisco es el Papa número 266 en la historia de la Iglesia y ha visitado más de treinta países desde que fue elegido como el sucesor de San Pedro. Su lema fue estar cerca. Francisco siempre quiso estar donde estaban sus ovejas, cuidar de las personas que sufrían y de aquellas que se sentían solas. Por eso se empeñaba en contestar personalmente las cartas que llegaban y en recibir muy gentilmente a los que venían, muchas veces desde muy lejos, en busca de un consejo, una bendición o un abrazo.

Desde el inicio, el Papa dejó en claro que no le gustaban los lujos y la austeridad fue su marca registrada. No quiso tener un coche oficial ni hospedarse en el Palacio Apostólico, sino que prefirió una de las habitaciones de la Casa Santa Marta, de bajo perfil y mucho más sobria. Además, rechazó usar el crucifijo de oro como marca la tradición, y optó por su cruz plateada que había pertenecido a un cura iraquí decapitado por yihadistas del Estado Islámico.

                    Foto: L´Osservatore Romano

A cinco años de haber llegado a Roma para quedarse, el cardenal Bergoglio intentó transformar la Iglesia en un camino de misericordia y fraternidad con los pobres y marginados. Su pontificado se puede resumir en varios hitos que dejaron huellas imborrables en los fieles.

  • ¿Quién soy yo para juzgar?

El perdón y la caridad son dos valores a los que Francisco no renunciará jamás. En un vuelo de regreso luego de su viaje por Armenia, el Papa instó a respetar a las personas homosexuales. “Si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad ¿quién soy yo para juzgar?”. El Catecismo dice que no deben ser discriminados, sino respetados y acompañados pastoralmente. “Las Iglesia es santa, los pecadores somos nosotros. Debemos pedir perdón por no haber acompañado en tantas ocasiones” terminó el pontífice.

  • La globalización de la indiferencia

En su primer viaje apostólico como Papa, Francisco voló hacia Lampedusa, al sur de Italia. Perteneciente al archipiélago del Mediterráneo, es una de las islas que más inmigrantes cobija, donde los sufrimientos, la discriminación y las injusticias son moneda corriente. Durante una homilía afilada, el Papa llamó la atención sobre el egoísmo y la indiferencia.

(AP Photo/Gregorio Borgia)

  • Camino a los altares

El domingo de la Misericordia de 2014, ante una plaza San Pedro colmada de gente, el Papa Francisco canonizó a dos santos tan populares como ejemplares: Juan Pablo II y Juan XXIII. No fue casual que se haya tomado la inédita decisión de elevar a los altares a dos papas el mismo día. Con este gesto, Francisco buscaba reconciliar o dar representación a dos tendencias de conducir a la Iglesia.

Los milagros que se les atribuyen a los dos grandes pontífices del Concilio Vaticano II son verdaderamente impresionantes. Para Juan XXIII, el milagro que habilitó la beatificación fue la curación de una religiosa en 1966, Caterina Capitani, que sufría una enfermedad terminal en el sistema digestivo.

En general, para ser declarado santo se necesitan dos milagros, uno para la beatificación y otro para la canonización. Pero Francisco consideró que la fama su santidad y la importancia de su pontificado en la renovación de la Iglesia eran suficientes.

A la intercesión de Juan Pablo II se le confieren dos milagros en su proceso de canonización. El primero corresponde a la curación de la religiosa francesa Marie Simon-Pierre quien padecía de Parkinson y trabajaba en una clínica de maternidad en París. El segundo milagro atribuido a Karol Wojtyla fue la curación de Floribeth Mora, una mujer costarricense que padecía un aneurisma cerebral.

     Foto: Aciprensa

  • Diálogo interreligioso

Desde el inicio de su pontificado, el Papa se encargó de fomentar un clima de convivencia religiosa, positiva, serena y armónica con las diversas religiones y confesiones. Resalta que todas ellas sugieren y están de acuerdo con el final de la guerra y la convivencia en paz, promueven valores morales como la justicia y la libertad, la tolerancia y el respeto mutuo. El aliento al diálogo entre religiones viene de querer poner fin al miedo y al odio.

  • Una apuesta por transparentar las finanzas vaticanas

A los pocos meses de haber asumido como pontífice, el Vaticano aprobó una ley para hacer sus finanzas públicas totalmente transparentes. Esta limpieza ya había empezado con Benedicto XVI y se estudiaron miles de cuentas hasta dar con el cierre de cerca de tres mil sospechosas. Se implementó un programa de protección contra el lavado de dinero y se llegó a un acuerdo con el Estado Italiano para intercambiar la información de los contribuyentes, de manera que se bloqueó a aquellas personas que intentaban ocultar su dinero.

  • Viaje a Tierra Santa

El Papa Francisco viajó a Tierra Santa en 2014 con motivo de la conmemoración de los 50 años del encuentro entre el beato Pablo VI y el Patriarca Atenágoras. Visitó el Cenáculo, el Santo Sepulcro, el Muro de los Lamentos donde rezó por la paz entre Israel y Palestina, Getsemaní, Belén y Betania. También protagonizó el recordado “abrazo de las tres religiones” junto con sus amigos argentinos, el rabino Abraham Skorka y el musulmán Ombar Abboud, frente al Muro de los Lamentos. En ese lugar el Santo Padre depositó un papel con el Padrenuestro escrito en español.

                                     Foto: Libertad digital

2 Comentarios

  • Maria Belen mancini dice:

    Hola Soy de Sta Maria de Tigre y siempre me emociino mi propia historia sii .Hace 31 años fui madre soltera de uno de los grandes chicos q crearon mision en la parroquia ,cin orgullo total por el ser humano todas las lwtras q resulto doy eternas gracias a Dios el junto a su mujer recien casados ,se conocieron creando esta maravillosa tarea sin ejemplos de jovenes y sus vidas no fueron faciles ,con respecto a mi hijo fue rechazo y no reconicido por su padre gente de misa diaria comwntario a parte pero aca lo impirtante q el si uso la resilencia para hacer de su vida la felicidad ayydando con su sonrisa eterna y agradeciendo lo q le supimos dar sun nunca mirar atras con rencores ni traumas solo puro amor del de verdad el de la lucha por ser y hacer feliz.

    • Hola Belén, qué linda historia nos contás. Los caminos de Dios a veces no los terminamos de entender pero siempre al final del túnel asoma una luz que nos indica que pasar por lo que pasamos no fue en vano. Gracias por compartir, y felicitaciones porque ese orgullo que sentís por tu hijo fue gracias al cariño y a la educación que recibió de su mamá. Te mandamos un beso grande!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *