TIGRIS DESDE ADENTRO

No podíamos terminar el 2019 sin sentarlas a la mesa para agradecerles y agasajarlas. Estas cinco colaboradoras forman las columnas vertebrales de contenido que hacen posible que Tigris sea Tigris y que hablar de hogar sea el eje principal. Con almuerzo delicioso de por medio de @artcatering, hicimos balance, charlamos y nos reímos, y todo fue transmitido en vivo por IG. Acá, un resumen de lo vivido.

Como boletín informativo, hace 22 años y a pedido de Eidico nacía Tigris. Y a la par de Santa María de Tigre, su primer proyecto bajo la figura del fideicomiso, empezamos a contar las primeras novedades de este emprendimiento: cuántas toneladas de tosca se movían, qué significaba hacer una laguna y conectarla con un canal del río Luján, cómo se loteaba un baldío. Rochi Lanusse, su directora, empezó de a poquito, a darle más vida a este boletín con notas de color y se animó a sumar colaboradores. “Gracias Eidico por dejarme hacer y deshacer a mi antojo”, resume. 

Tigris es el medio que elige Eidico para hablarle a las mujeres en temas de hogar. Y cada una de las invitadas a esta mesa colabora para construir este universo. Una a una, las iremos presentando y ahondando en su temática, en el trabajo de este año en particular y en el crecimiento de cada una. Una juntada sin desperdicio mientras comíamos las delicias hechas por el maestro Guille Busquiazo de Art Catering como crudites de vegetales, mini ensaladitas taboule y rúcula, bagels de salmón y otros de vegetales, crackers de semillas, hummus de remolacha, blue cheese y sushi. 

Ita, siempre fiel

María Laura Vidal Bazterrica es @itasflowers en IG y una de nuestras colaboradoras más antiguas y más fieles. Hace dieciocho años, esta paisajista y florista, tocó la puerta del Centro Comercial de Santa María de Tigre, donde antiguamente Eidico tenía sus oficinas, y nos dijo: “yo quiero escribir”. Y así fue. Empezamos a armar su sección de Jardín. Primero fue escrita, trayendo el hogar de afuera hacia adentro, y después supo aggiornarse para subirse a las redes sociales y hacer vivos transmitidos por IG en distintos barrios de Eidico. 

Compartimos muchas horas de trabajo y aprendimos mucho de ella, sobre todo de su espíritu siempre joven, las ganas de progresar, estar dispuesta cada vez que la llamamos. No se cansa de aprender y absorber cosas nuevas. Le preguntamos qué diferencia sintió de ser una colaboradora de una revista impresa, para pasar a conectarse con la gente a partir de las redes sociales, siempre con un feedback muy directo y positivo.

“Primero, conocer gente”, empezó Ita. “Es impresionante cómo se abre un mundo con las nuevas vías de comunicación. Y más impresionante es que a la gente que está del otro lado le interese de lo que hablas y quiera preguntarte para aprender. También aprendí que tengo esa responsabilidad de actualizarme todo el tiempo, estudiar y no quedarme atrás. A la vez, descubrir qué te gusta, ser creativa para darle forma y sentido y, sobre todo, que confíen en vos es la base para crecer. Rochi hizo eso. Me dejó ser, y solo así pude desenvolverme bien. Es verdad que uno siente la edad. Entonces se busca el equilibrio entre aceptar la edad, aggiornarte sin pasarte de la raya, y a la vez no perder la creatividad y divertirse con lo que uno hace”, cuenta María Laura. Y la queremos, porque si hay algo para reconocerle es que siempre estuvo, siempre nos bancó y somos nosotras las agradecidas de tenerla en el equipo. Por último, gracias de nuevo, por los arreglos de flores para esta mesa. 

Las “Trama”, gran hallazgo

Las chicas de @tramahomestyling se incorporaron este año y no podemos estar más felices y agradecidas. Mary y Luz son nuestras nuevas productoras estrella y trabajar con ellas es siempre risas y buena onda. Produjeron y ambientaron las distintas casas en barrios de Eidico donde sacamos fotos. Linda decoración para mostrar hogares puertas adentro. Ideas de cómo armar una mesa según las estaciones y los espacios, y tips sobre tendencias de deco. Todo esto se muestra en nuestra sección de Estilo T.

Y el disparador fue: si tuvieran que ponerle palabras a la cosecha de este año, ¿qué tres productos dicen que pueden haber cosechado a partir de trabajar con nosotros y mostrar hogares embellecidos por ustedes? 

“Creemos que la cosecha fue abundante. Aprendizaje, lindo desafío, dar vida y hogar a esas casas. Y todo eso se resume en gratitud. A eso le sumamos que Rochi siempre confió en nosotras y que trabajar entre buena gente trae sus frutos”, responden las chicas. 

Maritchu Seitún, nuestra voz autorizada

Maritchu es psicóloga, especializada en familia y crianza y escribe para nosotros hace muchos años. Al principio escribía columnas, hasta que le compramos un micrófono y nos mostró una veta suya que la hace brillar: el podcast. Pero antes de brillar, el audio le parecía un disparate, hasta que poco a poco, ella solita se las fue rebuscando. Con esa voz tan cálida empezó a grabar sus columnas que hoy son un boom. Para escuchar en el auto, en el tren o en una caminata por el barrio, de verdad que no tienen desperdicio. 

Rochi la conoció a Maritchu cuando empezó con sus escuelas para madres hace dieciocho años, cuando con sus hermanas y primas se juntaban a hacer catársis. “Los consejos de Maritchu me cambiaron la dinámica familiar. De ir al choque permanente, empecé a vincularme desde otro lado con cosas que, para vos seguramente sean obvias, pero para los demás no”.

La pregunta para ella fue: ¿tenés noción de la cantidad de vidas que tocaste? No sólo la de madres, sino también la de hijos, a los que les diste una infancia más sana. 

“Nada fue hecho con intención, empecé a escribir artículos sueltos y se los mandaba a las mamás que me consultaban. Todo fue ocurriendo muy despacito. Los grupos de mamás con los que me juntaba hicieron que empezara a dar charlas en colegios, y de repente me encuentro con la que soy hoy, y no me reconozco en el espejo. Me da entre risa y vergüenza. Pero estoy muy contenta, porque como dice María Laura, tengo una edad donde me siguen llamando y consultando, y a las mamás les interesa lo que digo y les es útil. Y en realidad, lo que hice fue unir mucho sentido común con una comprensión profunda y psicológica de lo que les pasa a nuestros hijos”, remata.

“De repente tomo conciencia en un avión cuando la azafata te dice: ´vos sos Maritchu´. Soy tímida, introvertida, callada y este nunca fue mi objetivo. Mi objetivo fue siempre que más gente aprenda cosas que yo aprendí tarde, porque la realidad es que yo no aprendí todo lo que predico a tiempo para mis hijos, entonces quería que otras mamás sí las aprendieran. Fui una mamá un tanto sargento, bastante a la antigua y me cuesta mucho entrar en conciencia de en quién me convertí, pero a cada rato alguien me lo recuerda”, relata Maritchu. 

Queríamos que nos cuente sobre su último libro que ya es furor. Por primera vez sacó dos libros acompañada y la experiencia fue espectacular. “Apego y crianza” lo escribió con Inés Di Bártolo, doctora en Psicología y la que más sabe en Argentina sobre historia del apego. Se trata de un libro donde se muestra que el apego no es un tema de la infancia solamente, sino que es para toda la vida. “Si tuve una mamá y un papá que me quisieron bien, voy a elegir bien a mis amigas, a mi novio y me voy a ir del trabajo cuando un jefe me maltrate, porque me voy a dar cuenta”, explica.

El segundo libro es la serie de Cuentos para Crecer que se llama “Coco y Minnie quieren saber” y fue hecha con las ilustraciones de Sofi, su hija. El desafío fue hacer un libro sobre sexualidad para chicos desde jardín de infantes hasta cuarto grado. Su misión es ser una ayuda fundamental para los padres que se ven abordados por preguntas de los hijos y que no tienen las herramientas para contestarlas. “Quiero que los chicos tengan cierta claridad. Papá y mamá somos los que más sabemos de sexualidad, ¿por qué no íbamos a ser nosotros los que les contemos sobre esto a nuestros hijos? Es una ayuda para poder hablar”, concluye.

Solo para mi, mente creativa

Marina Maiztegui es @soloparami y se ocupa de una parte fundamental de Tigris: la celebración. Hace tres años que nos arma mensualmente una linda mesa bajo el hashtag #mesasfelices para su sección Marina en Tigris. Compartimos con ella en que no importa si es una ocasión especial o no, siempre armar una linda mesa para los que queremos es una forma de demostrar amor. Queremos saber cómo empezó en esta movida de IG cuando IG no era IG.

“Yo vendía mis productos de decoración. Y una de mis primeras fotos fue agrupando productos de un mismo color. Armé la composición y la subí, y una seguidora me dijo ´qué divertido, quiero jugar con vos´. Y así fue. Todos los meses invito a mis seguidoras a subir fotos con un color en particular. Hoy hay 38 mil fotos bajo el hashtag #colorsoloparami. La gente se copó porque era divertido empezar a buscar por tu casa qué cosas tenías con este o ese color. Así, proponía mirar las cosas con otros ojos”, responde Marina, que siempre su nivel de ocurrencia es superdotado. 

El primer evento que hizo con nosotros fue para dar a conocer la Fundación Oficios. Y su ojo estético le decía que si se iba a comunicar por redes sociales, era imprescindible que fuera visualmente atractivo. Todavía se acuerda, pleno invierno, ¿qué hacer para ser atractivos a pesar del poco presupuesto y del tremendo frío? Se le ocurrió llenar el espacio de globos blancos, y ¡estalló IG! 

Ine Repetto, y una fundación que rompió todos los récords

Desde Tigris educamos puertas adentro a nuestros chicos, pero también está bueno poner un granito de arena en la comunidad que nos rodea, porque si nosotros mejoramos la comunidad, nos mejoramos a nosotros mismos. Acá entra en juego la Fundación Oficios, que desde hace 13 años busca devolver la dignidad a través del trabajo. Desde Tigris, tratamos de ayudar con la difusión de esta labor, y del otro lado, Ine es la cara visible de Oficios y las manos que hacen que todo pase.

“La realidad es que somos una fundación, con bajo presupuesto y sabemos que sin creatividad tenemos muy poca capacidad de vuelo. ¿Cómo hacer para darnos a conocer más allá de los alumnos y tener una presencia institucional fuerte en el mundo de las ONG? La respuesta fue IG y su comunidad. Hablé con Rochi y ahí surgió ese Puertas Abiertas en el que hicieron -75 grados, pero que gracias a ese evento nos donaron estufas. ¡Alguien la pasó tan mal que lo agarró al marido que trabajaba en Longvie y logramos calentar esas aulas tan frías!”, nos cuenta. 

Desde anécdotas para conseguir máquinas de coser, hasta donaciones puntuales y concretas. Los cuentos se multiplican y son las redes las protagonistas más importantes. 

“El otro día yo conté que estábamos en falta de diplomas. Unos 1300 diplomas, capaz son $10.000, pero es un gasto que no puedo afrontar como fundación. Entonces, hice una publicación en IG que repercutió en una persona en Avellaneda que la leyó y que su marido tenía una gráfica y nos mandó en un remis desde Sarandí los 1300 diplomas. Solidaridad 100%. Se llaman Pausa Impresores y no podemos estar más agradecidos”, relata con emoción.

Con más de 6000 egresados con título habilitante, más los 900 títulos que entregamos este año. Con sedes en Benavídez, Rincón de Milberg, Derqui, Penal de San Martín, unidades 47 y 48, Rojas, provincia de Buenos Aires y Villa 31, donde empezaron este año, gracias a salir ganadores en el premio Redondeo de Banco Galicia, y sueñan con quedarse el año que viene si se dan todas las condiciones. 

La otra gran anécdota es la relacionada con Brother. “En 2016 cumplimos 10 años con Oficios, y como Rochi me dice a todo que sí, le propuse hacer un libro de la fundación bien lindo, como para poner en el living. Cuando vino a sacar las fotos del taller de costura, el taller financiado por Rapsodia, Rochi contó en su cuenta de IG que había estado sacando fotos acá y acompaña con una foto donde, sin intención, aparecía la marca Brother en una de las máquinas de coser. Este posteo lo vio Pao de @kokoro_origamiyetc en Japón, cuya mejor amiga era Gerente de Ventas de Brother, quien se contactó con Rochi y luego con nosotros y nos donaron 10 máquinas más para un curso de 20, y donde se anotaron 150 alumnas en una hora. Todo esto gracias a una foto de IG”, termina. Las redes son los puentes de esta ONG que logró enorme cosas gracias a la solidaridad, la buena onda y la gran voluntad del otro lado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *