Espacios al aire libre

Texto: @ucq_usalocomoquieras

Esta es la época del año en la que, sin duda, pasamos más tiempo en nuestro living exterior en una amplia galería o en un amigable balcón en el medio de la ciudad. Por eso, es bueno dedicarle toda nuestra atención al elegir los muebles que nos proporcionarán horas de relax, siestas, mates, juegos y charlas infinitas con familia y amigos.

Lo primero a tener en cuenta es la cantidad de agua que recibirá ese espacio cuando llueva. Si es casi nula, podremos elegir muebles de madera de cualquier tipo y presupuesto. Si, en cambio, la lluvia o la humedad se filtran, tendremos que elegir muebles de madera dura y resistente como el lapacho o muebles de hierro, que son eternos si los mantenemos con pintura antióxido.

Una vez elegido el material de los sillones y de la mesa de exterior viene la segunda parte que es la elección de una buena colchoneta, que sea cómoda y que dure mucho tiempo. Aquí recomendamos no ahorrar en presupuesto ya que, si invertimos al principio una sola vez nos durará por muchos años.

Los almohadones del respaldo deben ser de vellón siliconado para que sean confortables y eternos y, si además, tienen funda de lienzo interior, podremos sacarla para lavar y lograremos que dure mucho tiempo.

Si el sillón es muy profundo, bien vale disponer de doble fila de almohadones: unos en el respaldo y otros por delante, más descontracturados.

La elección del género

Aquí tenemos infinidad de variantes y presupuestos. Y nuevamente entra en juego el agua, la humedad y el uso que le queramos dar.

Si tenemos hijos chicos o bien, mucho adolescente, tendremos más probabilidades de que se sienten colas mojadas. Entonces, lo ideal es ir por un casco náutico en el asiento y unos almohadones al tono, pero de género en el respaldo. Otra opción, menos plástica, más amigable, pero mucho más cara es el sunbrella, que es un género impermeable e importado que tiene textura de tela.

Hoy sin duda la opción más económica es el tusor que es canchero, barato, práctico y lavable en el lavarropas.

Colores, ¿sí o no? La realidad es que todo lo que el sol toca lo decolorará tarde o temprano. Por eso, siempre recomendamos colores claros, blancos o crudos que no cambian con el efecto solar y que, al lavarlos, admiten unas gotas de lavandina en caso de necesitar blanquear.

Comedor exterior

Aquí seguiremos las mismas premisas que en el living exterior. Elegir preferentemente bancos con respaldo y colchonetas finitas para que las sobremesas sean cómodas y distendidas.

Ideas express:

  • Si se optó por el casco náutico, pero comprueban que no es amigable porque se quedan pegados con el calor, una opción es agregar un pillow de tusor (una manta muy finita de género con guata dentro que se coloca sobre la colchoneta)para las tardes que no incluyen pileta.
  • Si quieren almohadones de colores sí o sí, el tip es tenerlos guardados en la semana y colocarlos solo cuando se quiera disfrutar de ese espacio. Así, se minimiza el tiempo de exposición solar y su decoloración.
  • Sise eligió tusor o bull y se mojó por la lluvia o por colas mojadas recomendamos lavarlo antes de que se seque para evitar aureolas y hongos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *