¡Al agua, pato!

Texto: María Laura Vidal Bazterrica – @itasflowers – Fotos: Rosario Lanusse – @rochilanu

¿Quién no exclamó alguna vez estas palabras tan significativas que envuelven tanta fuerza, actividad y vida? Sí, al agua, pato, porque que se abrió la temporada de pileta para disfrutar de la estación más calurosa del año.

El jardín con sus plantas también participan de una manera muy directa de la recreación veraniega al convertirse en protagonistas junto con el agua. Visten ese espacio con fuerza, armonía y mucho color. Al proyectar el espacio destinado a la pileta con su solárium, éste necesitará unos cuantos tips para que su lugar y diseño paisajístico sea perfecto con las especies adecuadas.

Cuando compramos un terreno o vivienda y estamos decididos a construir la pileta ni bien podamos, tenemos que saber que no es lo mismo destinar cualquier lugar. Más allá de los metros que dispongamos de jardín, debemos preguntarnos qué plantas funcionan, por ejemplo, y cuantas horas de sol tendrá. Algunos consejos:

  • El espacio ideal para ubicar la pileta es donde recibe más horas diarias de sol. Su diseño acompañará la arquitectura de la vivienda, y puede estar pegada o alejada de la casa, y generar así un espacio específico marcado por la vegetación alternativa al resto del jardín.
  • Es mejor ubicar el solárium en la zona baja de la pileta que coincide con la escalinata de acceso. Se puede decorar con macetas que hagan juego con el piso de la pileta y llenar de plantas como malvones, éricas, nepetas, lobelias, sedums, lantanas, verbenas, copetes, petunias, alissum, entre otras florales.
  • El material del piso no debería quemar, ya que estará expuesto muchas horas a los rayos del sol. Es casi tan importante en el diseño como la pileta misma.
  • Tener en cuenta de antemano si se cercará o no.
  • En el caso de tener un lote con laguna o cancha de golf, no los hagamos competir. Es mejor que la pileta se fusione con el agua del lago y la cancha de golf entre al jardín envolviéndose a través de la misma vegetación que existe dentro de la cancha. Por ejemplo, puedo plantar el mismo árbol que está en la cancha de golf para darle sombra a mi espacio decorado con una mesa con sillas para la hora del té o copetín.
  • Si deseo privacidad en mi espacio recreativo, generaré un cerco perimetral con plantas bajas que no pasen la altura del ojo humano como las lespedeza con euryops, eugenias, laureles de flor, rosas chinas, coronas de novias con formios verdes o con dietes grandiflora, gramíneas altas como miscanthus sinensis con rupelli, entre otros.
  • Para lucir floración con frutos, elegir: laurearnos nanas, nandinas nanas, cosmos, monarda, zinnia y euphorbia palustris.
  • La iluminación ocupa un lugar muy importante, sobre todo durante esos días tan calurosos que no salimos del agua, aunque se haya ido el sol. Iluminar el camino a la pileta y su entorno es fácil hoy en día con luminaria que se carga con energía solar y que, además, es sustentable.
  • El perfume no debe estar ausente. En el caso de utilizar trepadoras para tapar el cerco perimetral, elegiré el jazmín rojo (quisqualis indica) cuyas flores se van aclarando a medida que se marchitan, o el jazmín plumbago que no atrae bichos y florece todo el verano hasta avanzado el otoño. Viene con flor celeste y blanca y son ideales para piletas de clubes.
  • Puedo elegir otros jazmines que florezcan antes y después del uso de pileta como jazmín Poliantha (chino), jazmín paraguayo, jazmín de leche, bignonias varias, jazmín azórico, jazmín chileno, madreselva e ilicifolium que están en plena floración veraniega. Los ubicaremos lejos del agua en otras zonas como la entrada de la casa, bordeando galerías, en terrazas, etc.

Los diez tips más importantes a tener en cuenta

  1. El solárium se ubica detrás de la pileta. Nunca tomar sol dando la espalda al agua.
  2. La media mínima del solárium es el largo de una reposera y un poco más.
  3. Los filtros y computadoras se esconden debajo del piso con tapa o entre plantas, nunca a la vista ni cerca de los niños. Se pueden usar buxus, pittosporum nana, laurentinos, poligalas, verónicas.
  4. Las especies que se utilicen cerca de la pileta no deben ser tóxicas, ni tener espinas como los rosales, ni ser pinchudas como la cicca, no deben tener perfume en la época de su uso como las lavandas, porque atraen, potenciadas por el agua, a los bichos como abejas y abejorros.
  5. Los árboles que se utilicen cerca de la pileta deben ser caducos, nunca perennes, cuyo desarrollo radicular sea pivotante de tres magnitudes, no mayor a 10 m de altura final. Un ejemplo puede ser lagerstroemia o árbol de Júpiter.
  6. Pegadas a la pileta, las plantas deben ser preferentemente fuertes, que sobrevivan al acceso del agua y a las caídas y juegos de los niños como los agapanthus, hemerocalliz, achilleas o iris.
  7. Nunca tapar el cerco de protección con trepadoras, ya que impiden ver desde lejos a los niños cuando están en el agua. Siempre libres de plantas.
  8. Cuanto más ancho es el borde de la pileta, mejor será el drenaje del agua, y el peligro de resbalarse será menor.
  9. Si deseo plantas de mantenimiento cero, elegiré una línea de buxus simple, doble o triple, podados a diferentes alturas, creando una escalera verde visual que darán un marco perfecto al borde de la pileta. Solo necesitarán ser fertilizados en primavera y en otoño con tierra abonada, humus y nitrofoska azul granulada.
  10. El césped de alrededor de la pileta es conveniente que sea de alto tránsito y se corte con máquina que posea bolsa de recolección para evitar que caigan cortes al agua.

Un día con amigos, familias con niños y adultos que buscan refrescarse. ¡Y ahora me voy al agua pato!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *